Arcelor Mittal detiene el horno de Gijón y deja el de Avilés a mitad de funcionamiento

El apagado supondrá la pérdida de 1.200 puestos de trabajo en Avilés

Como un efecto dominó, los efectos de la crisis del coronavirus se acumulan en Asturias. Al anuncio de Arcelor Mittal del cierre de la planta de Gijón y el cierre parcial de la de Avilés se sumaron los de la cristalera Saint-Gobain, Vauste o el Acuario de Gijón. Todos ellos se han visto obligados a presentar un ERTE (expediente de regulación temporal de empleo).

Las nuevas cifras del sector laboral asturiano se conocerán este jueves, cuando el Principado las haga públicas tras comunicarlas al Ejectivo central, que deberá calcular las prestaciones por desmpleo.

Este jueves también se conoceran el número de ERTES que podrán realizar por causa de fuerza mayor y cuales están justificados por causas productivas. Por su parte, la patronal asturiana aconseja la solicitud general de ERTES en las compañías de todo el Principado.

En una circular enviada a todos los asociados, la patronal indica que, “una vez sopesadas todas las alternativas, teniendo en cuenta la premura de plazos, ante la falta de amparo que están atravesando muchas empresas”, los empresarios deberán estudiar si sus circunstancias se acojen a los requisitos de causa de fuerza mayor. En caso de no ser así, recomienda justificar causas productivas.

Negociar con los trabajadores

Para el resto de empresas, la FADE (Federación Asturiana de Empresarios) señala que “se recomienda negociar con la representación de los trabajadores en el plazo más breve posible la posibilidad de aplicar un ERTE por causa productiva, atendiendo a las circunstancias concurrentes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.