10 consejos para hacer una reforma integral de vivienda

reforma integral de vivienda

Realizar una reforma integral de vivienda es una labor compleja que debe ser planificada cuidando todos los detalles para que el resultado sea un éxito.

La decisión de acometer una reforma integral de vivienda está motivada por el deseo de adaptarla a nuevas necesidades, para hacerla más cómoda, segura y moderna. También responde al deseo de cambiarla para que se corresponda con el gusto de los propietarios.

Por ejemplo, la vivienda podría requerir un trabajo para rehabilitar paredes, suelos o techos, o sustituir la cocina por una nueva transformando el estilo y haciéndola más espaciosa. O podría existir la aspiración de remodelar los baños para modernizarlos, o de reestructurar espacios dividiéndolos con paredes.

Una reforma integral de vivienda podría revalorizar tu casa; por lo tanto, mientras mejor quede el trabajo, más valor ganará tu vivienda.

Consejos para hacer una reforma integral de vivienda

Claridad en las reformas

El primer paso para realizar una reforma integral de vivienda es tener clara la modificación que quieres ejecutar. Empieza imaginando cómo deseas que se vea tu casa una vez culminada la reforma. Luego, lleva esa imagen a un papel, ya sea describiendo o dibujando un boceto de cómo sería la vivienda reformada.

En ese proceso te darás cuenta de cuáles son los cambios más importantes, puedes establecer prioridades, y advertir si hay modificaciones que habías pensado pero que son innecesarias. Y, no menos importante, tendrás más o menos una idea de la magnitud de los trabajos y de cuánto podrían costarte.

Contrata profesionales

No puedes hacer por tu cuenta una reforma integral de vivienda. Tienes que contratar profesionales; un equipo que incluya un arquitecto es recomendable. Busca recomendaciones de empresas entre tus conocidos, lo ideal es que tengan experiencia y una reputación impecable en cuanto a responsabilidad y calidad de los trabajos.

Consejos para hacer una reforma integral de vivienda

Infórmate sobre las empresas especializadas en reformas integrales, pues tienen la ventaja de que se encargan de organizar, coordinar y ejecutar todas las obras. Así, no tendrás que lidiar con varias empresas al mismo tiempo, y podrías contar con un presupuesto más económico.

Solicita presupuestos en al menos tres empresas para que puedas comparar y tengas opciones al decidir de acuerdo con lo que has estimado gastar. Una vez hecha la escogencia, asegúrate de leer con cuidado el contrato.

Gestiona los permisos

Emprender una reforma integral de vivienda requiere de una serie de permisos que debes gestionar ante los organismos públicos de tu municipalidad.

La empresa que contrates debe estar en capacidad de asesorarte sobre los requisitos y trámites que tengas que realizar. Es un paso ineludible para que el proceso de transformaciones a tu vivienda transcurra sin contratiempos legales.

Piensa en los materiales

La selección de los materiales para la reforma integral de vivienda es una tarea que no debes tomar a la ligera. Tienes que tomarte el tiempo necesario para evaluar cuáles materiales se adaptan a tus preferencias y presupuesto. Y dentro de ese grupo, debes saber escoger cuáles son los de mejor calidad y mayor durabilidad.

Define los plazos de ejecución de las obras

Este paso incluye definir en qué época del año vas a realizar la reforma integral de vivienda. Analiza cuál es la más conveniente en la agenda familiar. La transformación de tu casa no puede ser un trabajo interminable. En el contrato con la empresa podrías solicitar que queden establecidos los plazos de ejecución de las obras, con fechas de comienzo, avances y culminación. 

Exige orden, limpieza y seguridad

La empresa que está realizando las obras tiene que trabajar con orden y limpieza, tanto dentro como fuera de la vivienda. Exige que trabajen con cuidado y responsabilidad para no dañar áreas ni objetos de la casa ni afectar las áreas comunes.

Presta atención a que los trabajadores laboren siguiendo las normas básicas de seguridad. Al finalizar cada jornada, la vivienda debe quedar lo más limpia posible y los materiales y herramientas deben permanecer resguardados.

Haz cambios a tiempo

Puede ser que hayas quedado satisfecho con el proyecto de la reforma integral de vivienda, pero cuando comienzan las obras, te das cuenta de que no está quedando tan bien como se veía en el papel.

No se trata de que cambies todo el proyecto. Se trata de hablar a tiempo con la empresa para ver de qué manera se puede hacer una modificación para ajustar los detalles que no te están gustando.

Piensa en el ahorro energético

Con las reformas se busca mejorar, aprovecha de introducir cambios en la vivienda que supongan un ahorro energético. Transformar la casa para que consuma menos energía, supondrá un ahorro económico para ti, y también una ayuda a la salud del planeta.

Pide consejo a la empresa que contrataste sobre cómo podrías ahorrar energía eléctrica en los sistemas de iluminación, calefacción y refrigeración. También cómo podrías instalar piezas en tu baño y cocina que consuman menos agua.

Notifica y considera a tus vecinos

Notifica a tus vecinos que vas a realizar una reforma integral de vivienda para que no se sorprendan cuando oigan ruidos o vean a los trabajadores. Respeta las normas sobre los horarios de trabajo para no importunarlos y para evitar ser objeto de sanciones.

Está atento a que la empresa mantenga las áreas comunes limpias y que la disposición de los escombros se haga de acuerdo con las reglas de la comunidad. Así mismo, está pendiente de que los trabajadores cumplan la normativa sobre el uso del ascensor para transportar materiales y escombros.

No te impacientes

Si vas a hacer una reforma integral de vivienda debes estar consciente de que habrá incomodidades y es posible que surjan imprevistos.

Cuando la impaciencia te desborde, imagina cómo será tu casa cuando las obras estén terminadas. Ese pensamiento te ayudará a sobrellevar mejor las molestias y a resolver los inconvenientes con buena actitud.

Recuerda ser firme con los plazos, pero ten un poco de flexibilidad. Hazlo sobre todo si es evidente que existe un problema que requiere más tiempo para ser resuelto, y de su resolución depende que terminen con éxito las reformas.

Un comentario sobre “10 consejos para hacer una reforma integral de vivienda”

  1. Cuando te enseñan una vivienda para comprar y ves que el baño, no tiene ventana, piensas en que es una tragedia cuando en la practica tiene sus ventajas con un buen extractor, evitas malos olores y el empañamiento ensuciándose el baño, con la ventana, todo es mas lento no evitando el empañamiento. No lo veas como algo malo, cuando vayas a hacer la reforma del baño con un eficaz estractor, lo tienes solucionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.