Los trabajadores se encierran en la catedral de Oviedo “por nuestros trabajos y nuestra dignidad”

El comité de empresa no ha querido revelar la identidad de los tres trabajadores

Ante la inminente implantación del ERE anunciado por Vesuvius –el próximo lunes–, tres trabajadores de la empresa se han encerrado en la catedral de Oviedo. Un símbolo de Asturias para ampliar el alcance de sus exigencias laborales.

Los empleados permanecerán ahí “de forma indefinida, hasta que haya una solución para el actual conflicto”, según contó Suárez Baragaño. El presidente del comité de empresa leyó un manifiesto en el día de ayer, cuando acompañó a sus compañeros a la entrada del templo.

El secretario general de CCOO de Industria, Damián Manzano; el secretario de Acción Sindical, Gerardo Argüelles, y el de Negociación Colectiva, José Manuel Cima, también quisieron estar presentes en la conversación con el deán, Benito Gallego.

El sacerdote no puso ningún obstáculo y ofreció su despacho para que los trabajadores estén más “cómodos y calientes”. “Son pacíficos y razonables”, dijo antes de recordar el otro encierro que tuvo lugar hace 23 años. Cuatro empleados de Duro Felguera se acogieron al sagrado durante 318 días.

“Me dicen que no van a llegar a eso en absoluto, que quieren colaborar en todo lo que puedan para que no nos sintamos incómodos”, indicó el deán, que contó con el consentimiento expreso del arzobispo de Oviedo. El propio Jesús Sanz Montes apoyó a la plantilla por medio de Twitter: “Estamos cerca de los trabajadores de Vesuvius, si arrasa la esperanza con insolidaria lava. Vaya mi cercanía hacia sus familias y mi oración para que se acierte a negociar con eficacia”.

Los tres trabajadores, sin identificar

El comité de empresa prefirió no revelar la identidad de los tres trabajadores atrincherados en la catedral. “Estamos aquí encerrados por nuestros puestos de trabajo y nuestra dignidad, no podemos permitir que se rían de Asturias”, dijeron en un vídeo en el que aparecían con los rostros cubiertos.

Por su parte, Manzano quiso llamar a la movilización a la sociedad y la clase política de Asturias. “Quienes cogieron la camiseta de Vesuvius que se la pongan y la empiecen a sudar como la están sudando los tres compañeros que están encerrados”, animó. El representante de CCOO Industria aseguró que el encierro obedece a “la indignación ante la burla que dura ya casi un mes por parte de Vesuvius”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.