Barbón no renuncia a que la alta velocidad llegue hasta Oviedo y Gijón

El Gobierno asturiano podría estar haciendo un guiño a Foro con dichas medidas fiscales

El presidente del Principado, Adrián Barbón, no renuncia a que la alta velocidad llegue hasta ciudades como Gijón y Oviedo. Además, ha insistido en que lo verdaderamente importante es que se acabe y se abra la variante ferroviaria de Pajares de una puñetera vez”.

Así lo ha manifestado en un acto en Mieres, refiriéndose a las declaraciones de la presidenta del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), Isabel Pardo de Vera, en las que aseguró que no está previsto que la línea de alta velocidad llegue a dichas ciudades. Apuesta, por tanto, en mejorar el servicio de cercanías.

Dicho esto, Barbón quiso aclarar que eso no significa que los pasajeros deban bajarse en la Pola de Lena, donde terminan las obras pendientes, sino que seguirá hacia Oviedo y Gijón, adaptándose a la vía y reduciendo la velocidad.

El presidente ha reconocido que, para que la alta velocidad pueda llegar a las principales ciudades asturianas, habría que conseguir financiación de los Fondos Europeos. De lo contrario, “sería muy difícil”.

Obras hasta 2021

Las obras de la variante se iniciaron en el año 2005. Por aquel entonces se establecía el entorno de 2010 como fecha de finalización. Sin embargo, una serie de retrasos, problemas con el terreno y discusiones técnicas han ido dilatando los trabajos, que acumularán al menos una década de retrasos.

Finalmente, se calcula que la conexión que unirá Asturias con León estará terminada para el año 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.