Barbón justifica el retraso del inicio del curso por la evolución de la pandemia y no por las pruebas PCR del profesorado

Adrian Barbon Mascarillas

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha defendido que el Consejo de Gobierno haya decidido retrasar el inicio del curso escolar del 10 al 22 de septiembre «estrictamente» por la evolución de la pandemia, y no para la realización de las pruebas PCR al profesorado. «El curso se retrasó por prudencia», ha insistido Barbón, al tiempo que ha asegurado que organizaciones internacionales como la OMS apoyan la actuación de Asturias.

El regidor autonómico ha cifrado en 40 millones de euros el “esfuerzo presupuestario” que el Ejecutivo autonómico realizará en materia educativa con motivo de la pandemia del coronavirus. Ante las críticas de Vox de «caos e improvisación» al equipo de Educación, Barbón ha insistido en que «lo prudente era esperar y ha reiterado, como viene haciendo desde el principio de la pandemia».

Ocho millones de niños españoles están volviendo a la escuela en un año en el que algunos gobiernos regionales han retrasado la fecha de inicio para prepararse mejor contra el Covid-1 . Si bien la mayoría de los niños comenzaron las clases esta semana, el primer día de clases para los niños asturianos será el 20 de septiembre.

Mientras los adultos continúan discutiendo la mejor manera de manejar la situación, los propios estudiantes tienen claras sus prioridades y están proponiendo soluciones como juego libre, elegir su grupo de burbujas, máscaras faciales solo para los niños mayores, clases al aire libre y actividades deportivas garantizadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.