Arcano XVII: la Estrella

Arcano XVII: la Estrella

La representación gráfica del Arcano de la Esperanza, Crecimiento y Futuro es la Estrella. Se caracteriza por las ocho estrellas que permanecen en el firmamento.

La imagen en la carta posee el reflejo de una mujer que derrama la sustancia liquida de una vasija en la tierra y en un río. Se encuentra casi de rodillas en el suelo y totalmente desnuda. Es una mujer en plena juventud que utiliza el cabello suelto y largo, además aparenta que ignora las cosas que suceden a su alrededor. A la derecha está un pájaro de color negro que se prepara para iniciar un vuelo; de la tierra brotan dos árboles y una planta.

En el cielo, las estrellas brillan notándose diferencias entre ellas. Una es de gran tamaño por sus dieciséis puntas de color roja y amarilla; cinco tienen ocho puntas y las otras dos están dibujadas por siete puntas. El Arcano XVII presenta una variación en la cantidad de estrellas, puede ser seis, siete u ocho y mantiene una relación con la constelación de Pléyades.

Significados Simbólicos de la Estrella

La simbología de la Estrella hace alusión a los conceptos de esperanza, naturaleza, belleza, pureza, entrega, confianza, bondad y energía. Es la luz que irradia el espíritu, la moral de las personas, el alma y el cielo.

La carta en el tarot de Marsella representa la influencia moral, la confianza en el destino y el alivio emocional. En las interpretaciones se describe la inspiración de la persona para hacer lo que desea.

Los flujos mentales y emocionales condensan el equilibrio e iluminación del camino; comunica la satisfacción de los recorridos y el amor hacia el prójimo. El significado de la parte física consta de poner en practica el orden y la armonía en el momento de ejecutar las actividades.

En otros aspectos, la carta ofrece su opinión con objetividad. Por ejemplo, en el arte es un símbolo que atribuye el encanto, la tranquilidad, el romanticismo, la estabilidad y el cuidado.

Historia e Iconografía del Arcano XVII

Al Arcano XVII se le apuntan las similitudes con el signo zodiacal Acuario; las corrientes de agua y el único contenedor son alegorías tradicionales de ambos. Después del siglo XVI, es notorio que la Estrella se encuentra relacionada con la astrología.

Los escritos de la Biblia dan origen a la impresión de la carta, en Apocalipsis se habla de siete ángeles que desechan el agua en el trayecto del río. La categoría común es la pureza, la elevación espiritual y la integridad moral. Con las leyendas es más sencillo comprender los significados.

Una leyenda en particular representa la vida en un pueblo rural cerca del océano; las costumbres y tradiciones son diferentes. Set era uno de sus ciudadanos y junto a doce hombres que escogió pudo ver el nacimiento de una estrella. Con el paso del tiempo, se convirtió en un rito popular en todas las generaciones.   

Oswald Wirth plantea en su tarot que el árbol de la izquierda es una mimosa del desierto, lo que lo hace emblemático. Es la planta de la esperanza cuya madera hizo posible la construcción de la cruz de Cristo. Además, explica que la figura femenina es visibilizada como una madre tierna, cariñosa y tolerante que logra simbolizar la concepción y el nacimiento por medio de la Estrella, siendo entonces la representación icónica y el aviso de la llegada de un nuevo ser y el desarrollo de la juventud.

Es relevante el papel de la Estrella cuando nace Jesús, el hijo de María y José, su posición brillante en el cielo es la que guía el camino de los 3 Reyes Magos para que encontraran al niño Dios.

El siguiente arcano mayor es el XVIII, La Luna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.