Sentencia ERE: seis años de prisión para Griñán y nueve de inhabilitación para Chaves

Según el resumen de la sentencia, todos los condenados eran conscientes del sistema de concesión de subvenciones

La Audiencia de Andalucía ha condenado a los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán por el caso de los ERE. En él se juzgó la concesión de ayudas sociolaborales y a empresas en crisis por parte de la Junta de Andalucía entre los años 2001 y 2010.

Chaves ha sido condenado a 9 años de inhabilitación especial por un delito continuado de prevaricación, mientras que Griñán fue sentenciado a 6 años y dos días de prisión e inhabilitación absoluta por tiempo de 15 años y dos días.

La sentencia, que no es firme y puede ser recurrida al Tribunal Supremo, también condenó a Magdalena Álvarez, exconsejera de Economía y Hacienda, a 9 años de inhabilitación por prevaricación. exinterventor general de la Junta, Manuel Gómez, y al exjefe del gabinete jurídico, Francisco del Río, han sido absueltos de todos los cargos.

Tal y como dice el resumen de la sentencia elaborado por el ponente Juan Antonio Calle Peña, hubo “una absoluta falta de control de la concesión de subvenciones sociolaborales y a empresas en crisis, al omitirse la fiscalización previa en la Consejería de Empleo, y no poderse fiscalizar en vía de control financiero del IFA-IDEA“.

De hecho, el sistema era bien conocido por todos los condenados, que “posibilitaron y permitieron que, año tras año, conforme a las facultades y potestades que su cargo le permitía” para que “se siguiera reproduciendo el mecanismo”.

Chaves y Griñán, conscientes del sistema

“La necesidad política de dar una respuesta rápida a los grandes conflictos sociolaborales, llevó a los responsables de la Junta Andalucía a establecer un sistema ágil, si bien tal agilidad se consiguió eliminando los mecanismos de control legalmente establecidos“, dice el resumen de la sentencia, que señala que Griñán “era plenamente consciente de la palmaria ilegalidad de los actos en los que participó”

Por su parte, Chaves también fue “plenamente consciente de la patente ilegalidad de los actos en los que participó“.

El presidente del TSJA, Lorenzo del Río, calificó la sentencia como la más “complicada” de la historia judicial de España, toda vez que la vista oral duró un año y cuatro días, alargándose hasta las 152 sesiones. Del Río descartó el otro día que la sentencia haya sido retrasada deliberadamente hasta después de las elecciones generales del 10-N.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.