Todo lo que tienes que saber sobre las criptomonedas

Criptomonedas

Las criptomonedas, también conocidas como monedas virtuales, constituyen un tipo de dinero digital, es decir, no existen materialmente sino únicamente de forma virtual. Actualmente, las criptomonedas más conocidas son el Bitcoin y el Ether, aunque se están creando constantemente nuevas divisas. Además, también existen múltiples pasarelas a través de las cuales se pueden adquirir monedas virtuales; usa esta plataforma para comprar Bitcoin.

Origen de las criptomonedas

La aparición de la primera criptomoneda se remonta al año 2008, momento en el que el programador Satoshi Nakamoto creó el Bitcoin. Esta criptomoneda fue, por lo tanto, la primera divisa digital con valor que permitía realizar transacciones a través de internet sin necesidad de que operase una tercera parte, es decir, una entidad bancaria o financiera.

El proceso de construcción de una criptomoneda es relativamente complejo, pero a la hora de simplificarlo podríamos afirmar que su creación se basa en un proceso de minería. Así, en este proceso, los conocidos como “mineros” son los responsables de efectuar complejas operaciones matemáticas que garantizan que las transacciones se realizan adecuadamente.

Además, las transacciones con criptomonedas son completamente seguras ya que están registradas en blockchain, una especie de libro mayor donde quedan contempladas todas las transacciones y donde se validan las propiedades que conforman cada unidad de las divisas digitales. Hoy en día, las criptomonedas están cambiando el mundo.

Ventajas de las criptomonedas

Si las comparamos con el dinero convencional, las criptomonedas ofrecen múltiples ventajas. En primer lugar, en cuanto al aspecto económico, se pueden encontrar monedas digitales con diferentes tarifas, por lo que se pueden adquirir aquellas que se ajusten más al presupuesto de cada persona o que aseguren un nivel de beneficios elevado.

Además, las criptomonedas son divisas descentralizadas. Por ello, al no estar controladas por ningún tipo de gobierno o autoridad central, cualquier persona puede comprarlas libremente y operar con ellas sin ningún tipo de restricción. En este sentido, invertir en criptomonedas puede ser especialmente aconsejable en aquellos países cuya divisa nacional fluctúa considerablemente en el tiempo.

Igualmente, gracias a la tecnología blockchain, las transacciones con criptomonedas son muy seguras, ya que resultan prácticamente imposibles de hackear. Esta seguridad se incrementa, además, con la utilización de la Distributed Ledger Technology, a través de la cual las transacciones realizadas se almacenan simultáneamente en diferentes localizaciones.

De la misma forma, al no depender de ningún banco o entidad financiera, las transacciones con criptomonedas garantizan en gran medida el anonimato. Con todo, aunque las actividades ilegales también están perseguidas cuando se realizan mediante divisas digitales, la identidad de las personas que operan transacciones con criptomonedas es prácticamente imposible de rastrear.

Las criptomonedas se pueden transferir a cualquier lugar del mundo de una forma rápida y sencilla, por lo que con ellas las barreras transnacionales todavía se diluyen más que en el caso de las transacciones operadas mediante entidades bancarias. Además, las tarifas de transacción suelen ser bajas, por lo que resultan muy económicas al compararlas con los movimientos de monedas convencionales. Por este motivo, su uso resulta muy atractivo para muchas personas, que encuentran en ellas una buena forma de invertir y mover su dinero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.