Los Lagos y el Angliru: puertos míticos de Asturias para ciclistas

Ciclistas

Cada vez son más quienes viajan a Asturias para hacer turismo deportivo y, especialmente, ciclismo con el objetivo de escalar puertos de montaña famosos en todo el país. Por eso, en estas líneas comparamos dos que representan el sueño y el gran reto de muchos amantes de la bicicleta de carretera: los Lagos de Covadonga y el Angliru.

Los lagos de Covadonga: un placer para la vista

Aunque el puerto de los lagos de Covadonga puede ser un infierno para las piernas de cualquier ciclista, se puede considerar también un auténtico placer para la vista. De hecho, se trata de una excursión muy asentada entre los asturianos y entre los turistas que nos visitan, con lugares tan hermosos como la Santa Cueva de Covadonga o el Mirador del Rey, además de los tres lagos que dan nombre a este paraje natural: el Enol, el Bricial y el Ercina.

A nivel ciclista, los lagos de Covadonga están entre los puertos más míticos de la Vuelta a España, en el que han vencido grandes campeones como Marino Lejarreta, Pedro Delgado, Laurent Jalabert, Nairo Quintana o, más recientemente, Primoz Roglic. Su ascensión tiene una distancia de unos 14 km, con un desnivel promedio del 6,8 %. Las rampas más duras alcanzan una pendiente del 15 %, entre los kilómetros 7 y 9.

No obstante, el final del recorrido ofrece varios respiros, con rampas menos duras e incluso con dos leves descensos, que suponen todo un alivio y una oportunidad para disfrutar de las espectaculares vistas del último tramo, en torno al lago Enol. Estos son los kilómetros más significativos del ascenso, ya sea por su dureza o por incluir pequeños descensos que sirven de breves descansos para el ciclista:

  • Km 3: 10,4 %
  • Km 7: 10,6 %
  • Km 8: 11,4 %
  • Km 11: -5,2 % y 10,4 %
  • Km 13: 4 % y -6,83 %

Angliru: uno de los puertos más duros del mundo

El Angliru es un puerto de montaña de la sierra del Aramo y su entorno natural es igualmente privilegiado. De hecho, también existen numerosas sendas y rutas a pie por sus alrededores, por ejemplo, en el municipio de Quirós, una de las poblaciones desde las que se puede iniciar el ascenso.

No obstante, lo más habitual es realizar la subida por la parte de Riosa. Desde aquí, la ascensión tiene una longitud de más de 12 km, con un desnivel promedio del 9,8 %. A diferencia de los lagos de Covadonga, apenas hay respiro en las carreteras de este puerto, salvo en el km 5, prácticamente plano. Sin duda, lo que ha hecho famoso en todo el mundo al Angliru son sus rampas del 23 % en la Cueña les Cabres, lo que obliga al ciclista a realizar un esfuerzo fuera de lo común para mantener el equilibrio. Es por ello que muchos ciclistas actuales no dudan en utilizar bicicletas de carretera eléctricas para poder disfrutar de la ascensión de una manera más placentera.

Este puerto se ha subido en menos ocasiones que Los Lagos, siendo la primera vez en 1999, con victoria del malogrado Chava Jiménez. También se han coronado aquí grandes ciclistas como Roberto Heras o Alberto Contador, quienes no han dudado en calificar al Angliru como uno de los puertos más duros del mundo. Estos son los kilómetros más duros del ascenso, que se concentran en la segunda mitad del recorrido:

  • Km 7: 14,1 %
  • Km 8: 12,1 %
  • Km 10: 13,6 %
  • Km 11: 16,6 %
  • Km 12: 12,7 %

En resumen, tanto los lagos de Covadonga como el Angliru son puertos de montaña que no deberían faltar en las vacaciones de cualquier amante del ciclismo. Sobre todo, entre quienes llegan al Principado de Asturias con la intención de recorrer las carreteras de montaña que les hacen vibrar en televisión. No obstante, conviene recordar que, además de estos dos puertos, hay otros igualmente bellos y exigentes que se pueden incluir en un programa de viaje de este tipo, como La Cubilla, La Cobertoria y San Lorenzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.