Estas son las enfermedades oculares más comunes

Enfermedades oculares más comunes

El sentido más importante para la mayoría de los seres humanos es la vista, ya que es el que se encuentra más frecuentemente estimulado, recopilando información a lo largo de los días.

Cerca del 4% (casi 260 millones de personas) de la población total del planeta presenta problemas visuales de todo tipo, y la gran mayoría de ellos son tanto tratables como evitables.

Por esto, el 10 de octubre se celebra el Día Mundial de la Visión, un día en el cual se hace énfasis en la importancia del chequeo ocular y de la salud visual. Pero gran parte de las personas solo conocen acerca de los problemas o errores de refracción (entiéndase por astigmatismo y miopía) y daltonismo, ignorando a un extenso conjunto de otras enfermedades oculares.

Por esto, aquí vamos a ver cuáles son las enfermedades o condiciones oculares más comunes, dando un paseo rápido por la diferencia entre estas y las afecciones oculares.

¿Cuál es la diferencia entre las afecciones oculares y las enfermedades oculares?

Es común que ambos términos sean utilizados para referirse a los problemas del ojo, pero hay una gran diferencia entre ambos: mientras que las afecciones oculares son problemas pasajeros en los ojos, generalmente ocasionados por una reacción exterior, las enfermedades oculares son problemas propios de la vista, de origen interno o hereditario. Entre las afecciones oculares más comunes se tienen:

  • Conjuntivitis.
  • Picazón o ardor en los ojos.
  • Alergias en los globos oculares.
  • Visión desenfocada o borrosa.
  • Traumatismo ocular.
  • Lesiones de los vasos sanguíneos.
  • Objetos dentro del ojo.

Y otra cuestión importante de resaltar es que una persona con alguna enfermedad ocular puede sufrir una afección ocular, mientras que tener una afección ocular no necesariamente implica tener alguna enfermedad ocular. Además, algunas enfermedades oculares son más comunes en ciertas edades.

¿Cuáles son las enfermedades oculares más comunes?

Estrabismo

El estrabismo es una condición ocular en la cual los ojos no se encuentran sincronizados entre ellos. Esta falta de coordinación hace que uno o ambos ojos se desvíen hacia arriba, abajo, hacia adentro o hacia afuera.

Errores de refracción

Los errores de refracción son enfermedades oculares que tienen su origen en la propia anatomía de las personas.

Las enfermedades oculares más comunes

Cada globo ocular es diferente, por lo que la forma del ojo es la principal causante de que la luz no se pueda enfocar en la retina, haciendo que se desvíe. Otras causantes son el envejecimiento del cristalino del ojo y la forma de la córnea. Estos errores de refracción se dividen en cuatro enfermedades oculares: presbicia, astigmatismo, miopía e hipermetropía.

  • Presbicia: esta condición está muy ligada con la edad, ya que a partir de los 40 años se hace presente con mayor intensidad. La presbicia consiste en la pérdida de la capacidad visual de enfocar cosas u objetos cercanos.
  • Astigmatismo: el astigmatismo es la condición visual que no permite ver con claridad las cosas o los objetos; estos son vistos borrosos y confusos. Esto pasa porque la luz no se logra enfocar en la retina del ojo, lo que distorsiona la imagen, a veces haciendo que se tenga una percepción más profunda del entorno. 
  • Miopía: la miopía se da cuando la luz no se enfoca sobre la retina, sino que se enfoca por delante de ella. Esta condición lo que hace es distorsionar las imágenes a distancia, siendo percibidas como borrosas, pero no los objetos cercanos; estos son vistos con bastante claridad.
  • Hipermetropía: es considerada como la contraparte de la miopía, ya que la hipermetropía hace que los objetos lejanos sean vistos con más claridad que los objetos cercanos.

Dependiendo de qué tan avanzado sean los casos, estos problemas pueden ser tratados y curados por medio de cirugías láser.

Acromatopsia

La acromatopsia (o daltonismo, como es mayormente conocida) es una condición visual que altera la percepción de algunos colores, haciendo que ciertos tonos sean vistos con coloraciones más neutras que como son en realidad.

Esto pasa cuando los foto-receptores de luz del ojo no responden a ciertas longitudes de ondas de luz. Los casos más comunes tienen que ver con la incapacidad de ver los colores rojos y verdes, y la menos común afecta la capacidad de distinguir entre las tonalidades amarillas y azules.

Cataratas

Esta es otra de las enfermedades oculares que va afectando con el paso de los años; es muy común en las personas mayores, en especial de más de 70 años.

El cristalino del ojo puede comenzar a acumular proteínas de manera inusual, dejándolas atrapadas detrás del iris y la pupila. Esta acumulación hace que el cristalino vaya perdiendo su transparencia natural, tornándose opaco.

Mientras más avanzado esté este proceso, más obvio se hace en los ojos, dándoles una apariencia blanquecina. Si las cataratas todavía están en una etapa temprana, puede tratarse con una cirugía, pero si ya están muy avanzadas podrían ocasionar ceguera total.

Glaucoma

Cuando se habla de enfermedades oculares, el glaucoma es una de más fuertes y trágicas.

El nervio óptico es el encargado de llevar la información recogida por el ojo hasta el cerebro; es obvia su importancia al ser el transmisor de la visión.

El glaucoma se da cuando el drenaje intraocular se tapa, creando presión dentro de los globos oculares que aumenta progresivamente. Esta presión acumulada llega a un punto en el que ejerce una fuerza sobre el nervio óptico que este no es capaz de soportar, dañándolo permanentemente, y, consecuentemente, haciendo que ese ojo pierda todo el sentido de la visión.

Ceguera

Muchas fuentes no consideran a la ceguera como una de las enfermedades oculares, ya que más bien sería el resultado de otra enfermedad ocular en un estado muy avanzado, de no retorno.

Pero la verdad es que muchas personas pueden desarrollar ceguera de manera natural, por lo que sí es una enfermedad. La ceguera puede ser causada por cataratas, glaucoma, por tumores en la cabeza, por accidentes o por intoxicación, incluso por una nutrición deficiente, y demás motivos.

Estas solo son las más comunes, pero hay muchas otras enfermedades oculares de las que se tiene registro. Celebrando el Día Mundial de la Visión el 10 de octubre, recuerda visitar al oftalmólogo para una revisión de tu vista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.