Trucos para mejorar tu conexión a internet

Mejorar tu conexión a internet

¿Tu WIFI va lento? Actualmente en casa solemos conectar diferentes dispositivos a nuestra red WIFI, no solo ordenadores y teléfonos inteligentes, sino también objetos dotados de IoT (internet de las cosas) como la smart TV, consolas de videojuegos, tablets, reproductores de audio y dispositivos de domótica, entre otros.

Resulta habitual realizar un test de velocidad y notar que la calidad de la conexión disfrutada en tu dispositivo resulta ineficiente, lo cual podría deberse a la sobrecarga de la red inalámbrica u otras razones que pueden afectar a la calidad de la señal emitida por el router. A continuación, te ofrecemos algunos trucos prácticos para ayudarte a mejorar tu conexión a internet.

Encontrar la ubicación ideal para el router

Uno de los problemas más comunes con respecto a la conexión WIFI es la ubicación del router. Se necesita que la señal del mismo se expanda de manera uniforme a lo largo de la superficie a cubrir, por lo tanto debe colocarse en una zona libre de obstáculos, si es posible, en el centro de la vivienda y evitando zonas aisladas o bloqueadas por paredes de cemento.

Utiliza un amplificador de señal

Si no tienes la posibilidad de colocar tu router en un área central de la casa, te conviene adquirir amplificadores de señal que te permitan mejorar la calidad de la cobertura, dado que llevan la conexión principal a los diferentes espacios del hogar para una distribución más eficiente y estable de internet en todas las habitaciones.

Protege tus dispositivos

Otro de los problemas habituales por los cuales notamos pérdida en la calidad de la conexión son las brechas de seguridad en nuestros dispositivos. Existen programas maliciosos que pueden instalarse en nuestro ordenador o teléfono inteligente, los cuales se mantienen constantemente trabajando en segundo plano y consumiendo parte de nuestra conexión a internet.

No compartas la clave de tu WIFI

Las personas conectadas a tu red con múltiples dispositivos suelen ser la razón principal por la que la misma se torna lenta. Utiliza una clave segura, no la compartas con nadie fuera de tu círculo familiar y utiliza el programa de control propio de tu router para visualizar los usuarios conectados a la red y desconectar aquellos que resulten desconocidos.

Utiliza la banda correcta

En la actualidad, la mayor parte de los dispositivos nos permiten utilizar redes de 2.4 Ghz y 5 Ghz. La primera resulta más eficiente cuando nos encontramos lejos del router mientras que la segunda es menos sensible a la distancia, por lo que es la que deberíamos utilizar cuando estamos cerca del router.

Realiza un diagnóstico de red

Cuando nada de lo anterior funciona, pudiera existir un problema localizado en la propia red. Desde tu ordenador, puedes realizar un diagnóstico de red, lo cual te ayudará a detectar errores, corregirlos de manera automática y posiblemente mejorar la calidad de la conexión cuando el fallo se relaciona con el dispositivo.

Finalmente, considera no conectar una cantidad excesiva de dispositivos a una sola red, de lo contrario los fallos de conexión serán más frecuentes de lo deseado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.