El juez pide al Supremo que investigue a Iglesias por revelación de secretos

Pablo Iglesias

Acusa al líder de Podemos de haber utilizado el robo del móvil de la ex asesora con fines partidistas

Casado pide a Sánchez la destitución del vicepresidente

El juez del caso Villarejo ha pedido al Tribunal Supremo (TS) que investigue el vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, por descubrimiento o revelación de secretos, con agravante de género, daños informáticos, y acusación o denuncia falsa y / o simulación delito con relación al robo del móvil de su ex asesora Dina Bouselham.

La exposición razonada incluye también el ex responsable de los servicios jurídicos de Podemos y vicepresidenta cuarta del Congreso, Gloria Eliza, y los letrados de esta formación Marta Flor Nuñez y Rául Carballedo, así como la misma Bouselhan y su pareja, Ricardo Dasaferreira, estos por falso testimonio.

El magistrado considera que Iglesias utilizó de manera fraudulenta este proceso para tratar de conseguir algún tipo de ventaja electoral ante los comicios de abril de 2019. Según el juez, Iglesias “fingir ante la opinión pública y ante su electorado haber sido víctima de un hecho que sabía inexistente “.

El magistrado relata que bajo las instrucciones de Iglesias y con el visto bueno de la dirección de la asesoría jurídica de Podemos, presentaron la desaparición del teléfono de Dina “como un encargo realizado por el gobierno del PP en el excomisario Villarejo, para publicar -lo al digital OK Diario , en una campaña para perjudicar Iglesias, y por tanto, Podemos “.

Según recuerda el juez, Iglesias recibió del presidente del Grupo Zeta Antonio Asensio, el 20 de enero de 2016, la tarjeta de memoria original procedente del teléfono de Bousselham, donde comprobó que almacenaba archivos personales y de carácter muy íntimo. “A pesar de ello se guardó la tarjeta en su poder, sin decirlo a su propietaria, aunque ambos eran personas cercanas y el conocimiento que tenía de la desaparición de los objetos de Dina desde noviembre de 2015”, explica el juez en otro acto en el que propone que se juzgue el resto de imputados, sobre los que sí tiene competencia.

Se trata del ex comisario José Manuel Villarejo, el ex director de la revista Interviú , Alberto Pozas, y el periodista Luis Rendueles, a los que se investiga en la Audiencia Nacional por descubrimiento y revelación de secretos. Según la investigación, el contenido de la tarjeta llegó a Villarejo a través del ex director de Interviú , que entregó una copia a Asensio y éste, a Iglesias.

La resolución del juez desató una tormenta política. El líder del PP, Pablo Casado, exigió al presidente del gobierno, Pedro Sánchez, que destituyera “inmediatamente” Iglesias. “Debe tener la misma vara de medir que exigía en la moción de censura”, dijo Casado en un tuit en Twitter. El PSOE mostró su “absoluto respeto a las decisiones judiciales” mientras que Podemos expresó incredulidad. La vicepresidenta tercera del Congreso y diputada de Unidas Podemos, Gloria Eliza, se mostró “tranquila”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.