Cómo elegir bien una mesa de reuniones que proporcione un buen servicio

Mesa de reuniones

La adquisición de mesas de reuniones para oficinas y empresas sigue siendo un factor importante a la hora de dotar de presencia a cualquier compañía o despacho profesional. A pesar de que durante un tiempo hemos tenido que reducir la presencialidad, afortunadamente volvemos a necesitar de buenos espacios en los que poder reunir a trabajadores, empleados, consejos de administración o clientes. Las Mesas de reuniones para oficinas forman parte del patrimonio de la empresa y, como tal, acertar es una tarea clave.

Cómo elegir una mesa de reuniones para tu empresa

En primer lugar, la elección de una mesa de reuniones vendrá determinada por el uso que vamos a proporcionarle. No necesita la misma mesa una mediana empresa que suela reunir a su consejo de administración, que una oficina pequeña con pocos empleados. Actualmente es posible encontrar una buena variedad de mesas de reuniones en estilos muy diversos, desde las clásicas a otros conceptos más minimalistas. En cualquier caso, el común denominador a la hora de elegir una mesa de reuniones siempre ha de ser la amplitud, siempre es necesario tener la distancia suficiente para no sentirnos agobiados. Además, este tipo de mueble es una imagen corporativa potente, por lo que no conviene elegir nunca una mesa de reunión de un tamaño demasiado pequeño. Nos permitiremos la licencia de una mesa pequeña solamente si no disponemos de más espacio. Pero también hay que ver el lado positivo de este hecho, puede favorecer que una reunión tenga un carácter más íntimo.

Conviene tener en cuenta que en estas mesas pueden llegar a firmarse acuerdos económicos interesantes, por lo que una mesa de reunión siempre es un signo de distinción. Si hay que realizar una inversión, la mesa de reuniones puede llevarse gran parte del presupuesto, pero siempre será un dinero bien invertido, ya que por no estar sometidas a un alto desgaste, van a permanecer en buen estado mucho tiempo.

De la misma manera, la elección de una mesa de reuniones también determinará el tipo de asiento que vamos a proporcionarle. Ambos deben estar en sintonía y dar una imagen potente y poderosa. Con respecto a los asientos, estos deben ser lo suficientemente cómodos para que una reunión pueda desarrollarse sin problemas durante el tiempo que haga falta. Así, quien acuda a la sede de nuestra empresa para debatir cualquier tipo de asuntos, se encontrará con que le estamos proporcionando una buena bienvenida. Conviene no perder de vista nunca este detalle, es otra manera de proyectar nuestra imagen de marca, tan importante en la actualidad.

Una mesa de reuniones es un artículo que no suele estar sometida a mucho desgaste, es decir, no es lo mismo que una mesa de trabajo. Por tanto, emplear el dinero que sea necesario para adquirir la mesa de reuniones no debe suponer un inconveniente, ya que sabemos que esta mesa va a durar muchísimos años, probablemente tantos como la empresa en sí.

Cuando el espacio en el que vamos a ubicar la mesa no es demasiado grande, la mejor idea es siempre apostar por una mesa de reuniones redonda. De esta manera, podemos desarrollar estos encuentros sin necesidad de acudir a recintos de mayor tamaño. Una mesa redonda siempre es una buena solución que permitirá que quien se sienta a la mesa se encuentre cómodo y en una situación de cercanía. Recuerda que en el caso de este tipo de mesas, nunca trataremos de ubicar a más personas de las precisas, ya que no terminaremos de estar cómodos.

¿Qué cuidados necesita una mesa de reuniones?

Dependiendo de la cavado de la mesa, podremos tratar la de una manera o de otra. Si hemos elegido una mesa de maderas nobles, debemos seguir las instrucciones del fabricante. Hay productos específicos para el cuidado de la madera que harán que ésta se mantenga bien nutrida y en buenas condiciones. Si la mesa no es utilizada con mucha frecuencia, semanalmente quitaremos el polvo de la superficie y de las patas con una bayeta de microfibra seca.

En el caso de que la mesa tenga un tablero de contrachapado o sea de un material sintético, bastará con utilizar agua tibia jabonosa para mantenerla en perfecto estado y bien limpia. Recuerda que una mesa de reuniones también es una carta de presentación, por lo qué procuraremos que se encuentre siempre lista para recibir a quien deseemos o quien quiera visitarnos.

Por lo demás, una mesa de reuniones proporciona siempre el soporte perfecto para que cualquier tipo de encuentros se desarrolle en las mejores condiciones. Afortunadamente no es necesario realizar una inversión muy potente para tener una mesa que nos proporcione un buen servicio. Sin embargo, si lo que deseamos es tener un producto de calidad, siempre merece la pena aumentar el presupuesto y adquirir una mesa de reuniones acorde a nuestra categoría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.