El CBD gana terreno en el marco legal

CBD

El CBD ha sido el tema de conversación desde que el negocio del cannabis está dando de qué hablar, y la fama del compuesto es clara dada su base familiar; incluso hoy en día ciertas personas tienen recelo acerca de su potencial debido a la forma en que el THC es su compañero más cercano. La realidad de la situación es que las características del CBD son tan certificables hasta el punto de que han dejado enormes pruebas convincentes por su consideración en estudios científicos que han descubierto su valor terapéutico. Por eso, el hachis de Justbob y otros productos con alto contenido en CBD son ampliamente comercializados en Europa.

Evidentemente, a pesar de ser un compuesto de origen natural muy peculiar, no está exento de desencadenar algunos efectos secundarios que van de acuerdo con el nivel de uso del individuo. Los más notables son la somnolencia, el cansancio, algunos problemas gastrointestinales suaves o la sensación de fatiga; en general, este tipo de carga se remedia cambiando la dosis a las necesidades del individuo, y en estos casos lo ideal es ser controlado y visto por un especialista para dilucidar los requerimientos de cada persona antes de la utilización del CBD.

España y el CBD

Hasta ahora parece que el CBD ha ganado la batalla en los tribunales al ser apoyado enfáticamente por la FDA, de la misma manera que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alzado su voz en un informe en el que destaca que el CBD no produce ningún resultado destructivo y no da paso a la adicción. En cuanto a la exhibición de este compuesto, la OMS expresó que: “Los preparados que contengan predominantemente cannabidiol y no más de un 0,2 por ciento de delta-9-tetrahidrocannabinol no están sujetos a fiscalización internacional”. En lo que respecta a su venta comercial, la Unión Europea ha expresado que el cáñamo se considera un compuesto legal ya que su nivel de THC está por debajo del 0,2%, esta explicación deja abierta las oportunidades para que cada país plantee su posición en relación al CBD y los productos derivados del mismo. No obstante, hasta ahora España cumple lo que ha dictaminado la Unión Europea.

Ahora bien, después de los Países Bajos, España es uno de los fabricantes de cáñamo más destacados de la Unión Europea (UE). En la actualidad, esto se aplica a los artículos de uso cutáneo; es decir, aquellos que se aplican sobre la piel como productos de belleza, cremas, aceites, entre otros; y es que a partir de 2019, la UE estableció que cualquier artículo de CBD que se añada a los complementos alimenticios, es reconocido como «nuevo alimento»; posteriormente, su comercialización no se hará sin el previo consentimiento de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios o AEMPS. En particular, el aceite de CBD debe ser de uso externo para seguir la estructura legítima en España.

Características positivas del CBD

Muchos individuos deciden utilizar artículos ricos en CBD como una respuesta corta para diversas afecciones, incluso para conseguir calma y tranquilidad sin drogarse. Sin duda, los diferentes beneficios del CBD lo han convertido en el artículo más notable. Además, su comienzo sin efectos psicotrópicos exigen la valía del CBD y, en consecuencia, no es sorprendente utilizarlo en la vida cotidiana. Antes de echar un vistazo a su uso, presenta sus atributos más examinados en la medicina actual:

  • Neuroprotector
  •  Analgésico, mitigador
  • Ansiolítico
  • Anticonvulsivo
  • Antitumoral
  • Antioxidante
  •  Antiemético
  • Cardioprotector
  • Especialista protector del sistema muscular.

La lista no tendrá fin mientras la ciencia se concentra en explicar todo lo relacionado con esta valiosa garantía de la naturaleza.

Lo que realmente querías saber al comprar artículos de CBD

En caso de que estés interesado en la idea probar las bondades del CBD a través de sus productos, mira lo que debes saber:

  • Es básico tener datos sobre el origen de tu aceite de CBD, por lo que es una idea inteligente investigar de qué país proviene el artículo, a fin de conocer si está bajo el amparo legal y si los cultivos están exentos de sustancias peligrosas para el ambiente y para la salud.
  • Consulte a un experto para descubrir qué tipo de dosis es generalmente adecuada para cubrir tus necesidades. De lo contrario, podrías desperdiciar los beneficios del compuesto al estar frente a dosis muy bajas.
  • No te dejes engañar, recuerda que el aceite CBD o cualquier otro producto a base del compuesto no son la panacea para la cura definitiva de enfermedades. Así que no debe sustituir los tratamientos de enfermedades crónicas; en este caso, el CBD actúa como un coadyuvante para potenciar la respuesta del sistema endocannabinoide.
  • Una de las recomendaciones que no se puede descuidar antes de comprar es comprobar si la marca ha sido probada por centros de investigación, para que puedas afirmar que el producto no contiene sustancias añadidas que son peligrosas para el cuerpo. Por último, realiza tus compras en línea o en tiendas físicas que cuenten con la certificación pertinente para la comercialización de este tipo de productos, lo mejor será optar por productos cannábicos de calidad garantizada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.