Asturias continua como región ‘libre de coronavirus’ en España

coronavirus-4914026_1280

Asturias se ha convertido en la primera región de España en pasar 14 días sin registrar un nuevo caso de Covid-19. Según los informes diarios emitidos por el Ministerio de Sanidad, es la única área que ha pasado por el período de incubación de dos semanas del virus sin registrar una sola infección. Pero si bien la región ha eliminado el SARS-CoV-2, no es probable que la situación dure mucho tiempo ya que se espera que los visitantes de fuera de la región lleguen durante el verano .

La barrera de 14 días es uno de los puntos de referencia importantes de la crisis del coronavirus. Aunque la incubación del virus tiende a tomar entre cinco y seis días, el período puede ser de hasta dos semanas, e incluso más en algunos casos excepcionales. Es por eso que las medidas de cuarentena se establecen para 14 días, y por qué cada fase del plan de desescalada de coronavirus del gobierno se diseñó para durar dos semanas. Después de 14 días, una población puede sentirse segura de que se ha eliminado la transmisión del virus, aunque los epidemiólogos agregan otro período de incubación, por un total de 28 días, al margen para estar completamente seguros de que el virus se ha ido.

Las autoridades regionales en Asturias reportaron cero casos por primera vez el viernes, un resultado que se ha repetido tres veces más desde entonces. Solo la ciudad de exclaves española de Ceuta, en el norte de África, ha logrado esta hazaña, que registró solo un día antes. Pero Ceuta es un área mucho más pequeña y aislada, con 85,000 habitantes en comparación con el millón de residentes en Asturias.

Según Luis Hevia, jefe del área de atención médica más grande de Asturias, “las pruebas de PCR [para Covid-19] están volviendo negativas”. En el Hospital de la Universidad Central de Asturias, donde se centraliza gran parte del proceso de pruebas, se realizan alrededor de 800 pruebas por día. También se están realizando pruebas en trabajadores de la salud que no muestran síntomas de coronavirus para asegurarse de que el virus no se transmita en silencio entre quienes cuidan a los más vulnerables. Hace varias semanas, el hospital estaba dedicado casi exclusivamente a pacientes con coronavirus, pero ahora solo hay un paciente en la sala y seis en cuidados intensivos, según Hevia, quien sabe que la situación podría cambiar.

“Hemos estado trabajando tanto con la misma rutina para detectar casos y definir protocolos que ni siquiera nos dimos cuenta de que habíamos alcanzado el punto de referencia de dos semanas”, explicó Rafael Cofiño, director gerente de Salud Pública del gobierno regional. “La incidencia [del virus] casi siempre ha sido baja”, agregó, explicando que se detectaron picos “porque cuando se encontró un caso, se realizaron [pruebas] de PCR en todos sus contactos “. Esto es lo que sucedió después de un brote en la residencia El Carmen de Gijón a fines de mayo, que fue la última registrada en la región.

Las autoridades sanitarias están preocupadas por la llegada de visitantes de fuera de Asturias que tienen segundas residencias en la región.

Pero el gobierno regional todavía no quiere reclamar la victoria y ha optado por la prudencia. A lo largo de la crisis del coronavirus, Asturias ha reportado casi las cifras más bajas de cualquier otra región en España. Esta situación se vio favorecida por su posición geográfica, la reducción de viajes y la gestión eficiente, lo que permitió analizar todos los casos sospechosos de coronavirus. En el pico de la pandemia, en marzo y abril, Asturias fue la región que realizó el tercer mayor número de pruebas de PCR por habitante.

Las autoridades sanitarias, sin embargo, ahora están preocupadas por la llegada de visitantes de fuera de Asturias. Muchas personas tienen segundas residencias en la región y se espera que lleguen esta semana para pasar sus vacaciones de verano allí. “La idea es continuar como lo hemos hecho, detectando tanto en los sistemas de atención primaria de salud como en las residencias lo más rápido posible si hay nuevos casos”, dijo Cofiño.

“Después del gran esfuerzo que todos hemos hecho, no queremos bajar la guardia”, agregó Blanca Aranda, jefa de gabinete del departamento regional de salud. “Sabemos que las personas de fuera [de la región] llegarán en verano y es muy probable que el virus se reintroduzca. Tenemos que estar muy atentos para localizarlo a tiempo y cortar el contagio lo antes posible para que no nos volvamos como otras regiones, donde el número de casos está aumentando y están luchando ”. En Aragón, por ejemplo, cuatro comarcas , áreas administrativas más pequeñas que una provincia, regresaron a la Fase 2 del plan de desescalada la semana pasada después de que se detectó un brote entre los recolectores de fruta.

La tendencia a la baja de la pandemia ha cambiado claramente. Después de semanas de números decrecientes, las cifras más recientes en España muestran que la situación ha empeorado levemente como resultado de los brotes de coronavirus. El domingo, el Ministerio de Sanidad registró 118 nuevos casos. Pero lo que es más revelador es la cantidad de diagnósticos con síntomas que comienzan en los últimos siete días. El domingo, esa cifra fue de 343, casi el doble del número registrado hace 10 días. En los últimos siete días, 52 personas han muerto por el coronavirus, nueve han requerido cuidados intensivos y 89 han sido hospitalizadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.