Arcano X: la Rueda de la Fortuna

Arcano X: la Rueda de la Fortuna

El Arcano de la Rueda de la Fortuna es uno de los más conocidos en el tarot Marsella-Camoin y representa los cambios de la existencia humana.

La Rueda de la Fortuna significa la vida en el Universo, lo cual simboliza el constante movimiento y evolución de los seres humanos. Su punto focal se ubica por encima del plano terrenal, más allá de las nubes.

En antiguas civilizaciones se manifiesta de forma superior en un espíritu que nace y muere infinitas veces para volver hasta que haya logrado unirse a la Luz Universal. Desde esta perspectiva, la rueda gira en un solo sentido y es incapaz de retroceder por lo que las decisiones tomadas, acciones realizadas y hechos de la vida nunca podrán ser cambiados por nadie, ni siquiera por las eternas deidades.

La figura simbolizada en la carta del tarot se basa en la esencia espiritual de los individuos donde al cumplir la ley del karma, abandonan el espacio terrenal para ascender al plano misterioso y ser enjuiciados por sus acciones. En general, cuando la Rueda de la Fortuna deja de dar vueltas se pasa al estado de la muerte. 

La esfinge coronada que se encuentra sobre la rueda es quien tiene como función sentenciar a los humanos de acuerdo a los comportamientos que hayan tenido sobre la tierra; la espada empuñada en sus manos señala la justicia que aplica y el equilibrio.

Significados simbólicos de la Rueda de la Fortuna

Los ciclos de la vida humana se manifiestan en dos fases de movimiento: hacia arriba y hacia abajo, los cuales permean la movilidad de las cosas, las predicciones, las influencias lunares y de Mercurio.

La presencia de esta carta se refiere a la alabanza por la buena suerte, el honor, la inteligencia, la felicidad y las iniciativas. En la naturaleza, es común observar que las fases de la luna y del hombre son similares. El ser humano simboliza desde su nacimiento, infancia, adolescencia, juventud, madurez y vejez la composición del mundo que va en una especie de rueda.

La vida del hombre, las estaciones del año y los ciclos que pasan suelen corresponder a los aspectos solares y zodiacales de la simbología de la Rueda de la Fortuna en el tarot. El Arcano X es un símbolo importante del movimiento de rotación de la tierra; la circunferencia de la rueda relata la imagen del mundo.

Historia e Iconografía del Arcano X

En los tiempos actuales, un gran porcentaje de las personas logran comprender la definición de la “rueda de la fortuna” o “la rueda del destino”. Aunque, desde la época clásica la rueda aparecía cuando se le iba a dar sepultura a un cuerpo, manejando así el ciclo de la vida.

En el monasterio de Sanda Odilía, el Hortus deliciarum y otros similares, se encontraba la imagen de cuatro personajes en una rueda. En la representación se visibilizaba un mismo rey en sus diferentes facetas: El rey ubicado en la izquierda que exclama la insignia de ¡Spes, regnabo! (Esperanza, reinaré); el de la plataforma superior se atribuye la frase Gaudium, regno (Alegría, reino); el rey que desciende hacia abajo murmura Timor, regnavi (Miedo, reinó) y la cuarta proclamación Dolor, sum sine regno (Dolor, no reino) es del último rey que reposa en el suelo por su dolor.

La iconografía de la Rueda de la Fortuna empieza a cobrar formar a mediados del siglo XIII en las catedrales de Amiens, Trento y Lausana, y también en diferentes iglesias con figuras pequeñas que buscaban representar los momentos de la vida humana en una rueda, es atravesada por los estados y ciclos de la existencia que suben y bajan a través de ella. 

Descubre, a continuación, el arcano número XI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.