Albert Rivera dimite como presidente de Ciudadanos y deja la política

El líder de Ciudadanos volverá a su anterior oficio, abogado

La repetición electoral se ha llevado por delante a Albert Rivera, que ha presentado su dimisión esta mañana. Ciudadanos, el partido que se erigía como llave para acabar con el bloqueo político, ha sido el gran perdedor de la pasada noche electoral. De 57 diputados en el Congreso, pasa a 10, un descenso nunca visto en la democracia española.

“En coherencia con lo que soy, no creo que sorprenda que hoy dimita. Sea justo o injusto, es lo responsable. Es lo que me enseñaron mis padres y mis profesores”, dijo Rivera esta mañana tras la celebración de un Comité Ejecutivo extraordinario. El propio líder de la formación naranja lo anunció anoche tras el escrutinio. “Un mal resultado, sin paliativos ni excusas”, reconoció ante la militancia del partido.

El presidente esperó hasta este lunes para anunciar su salida, pues quería comunicarlo primero a la dirección. Y así lo hizo para, acto seguido, anunciar que renunciará a su acta de diputado y dejará la política, pues “los líderes también sabemos que los malos resultados son del líder”.

“No voy a ser el presidente de las familias, pero sí mejor padre, mejor hijo, mejor pareja, mejor amigo, que es lo que creo que se merecen”, ha dicho, conteniendo las lágrimas entre los aplausos de sus compañeros. “La vida sigue y yo quiero ser feliz“, ha confesado.

De este modo, Rivera volverá a su anterior oficio –abogado– “con gratitud, sin rencor, sin mirar atrás”. “Seguramente si me preguntan qué es lo más bonito que he hecho en la vida, diré que la vida pública”, ha dicho, emocionado.

En busca de un nuevo líder

A partir de ahora, un congreso extraordinario de Ciudadanos —aún sin fecha— decidirá el nuevo líder y el nuevo rumbo del partido, que no ha conocido otra presidencia que la de Albert Rivera. La mejor situada para sucederle es la cabeza de lista por Barcelona, Inés Arrimadas, que siempre se ha mostrado fiel al líder a la hora de acatar las decisiones de calado del partido.

Se abre así un horizonte incierto para Ciudadanos, un partido personalista que se queda sin su adalid, Albert Rivera, después de 13 años al frente del partido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.