Pomerania: todo lo que debes saber sobre este perro “toy”

Pomerania

El Pomerania, también conocido como Spitz enano alemán, Lulú de Pomerania o Zwergspitz en su idioma original, es una raza de perro que se caracteriza por ser dócil y obediente. En este artículo conocerás los aspectos más relevantes sobre él.

Características físicas del Pomerania 

A diferencia de como es ahora, en la antigüedad esta raza de perro era mucho más grande y corpulenta. De hecho, los ancestros de los Pomerania que todos conocemos, eran utilizados como perros de trabajo en países como Islandia o Laponia, pues estos contaban con una gran fortaleza.

Al pasar los años, y a raíz de la cría selectiva, la raza empezó a modificar su tamaño a niveles casi inimaginables, llegando al Pomerania Toy tan característico de hoy en día. No obstante, la raza sigue conservando el frondoso pelaje que los protegía de las bajas temperaturas del pasado.

El Pomerania actual tiene una altura promedio de 22 centímetros, y un peso que oscila entre los 1,5 y 3,5 kilogramos. Tiene una cierta rareza y que las hembras usualmente tienen un tamaño superior al de los machos.

Spitz enano alemán

De su cuerpo destacan su peculiar cabeza triangular, sus orejas puntiagudas y sus ojos oscuros en forma de almendra. Las colas de estos animalitos suele ser alta y horizontal, con una curvatura con dirección al lomo.

Cuando hablamos de la gama de colores de su pelaje, está puede ser muy variada; hay ejemplares con tonos marrón, naranja, rojizo, negros, gris y blanco. El tipo de Pomerania que siempre tiene más demanda es el de color blanco, por lo que normalmente siempre es más costoso a la hora de adquirirlo.

El pelaje de esta raza es de doble capa; la capa interior es suave, y la exterior es de una textura áspera, pero a la vez lisa, además de que es muy larga y no se pega al cuerpo. 

Comportamiento

Tiene una gran facilidad para ser extrovertido y sociable, tanto con personas, como con otros animales. Su intelecto les permite aprender órdenes con una extraordinaria rapidez, sin embargo, si lo mimas de más también puede tornarse malcriado con esta misma rapidez.

Al ser tan juguetones y curiosos, necesitan de un estímulo intelectual constante por lo que debes de jugar a diario con ellos. Además, esta raza logra adaptarse fácilmente a nuevos entornos y situaciones.

Son canes totalmente inofensivos, pero en el caso que lo requieran estos defenderán su territorio a toda costa. Usualmente no demuestran temor alguno ante perros más grandes, por ello, es importante que le prestes atención a estas muestras de valentía, pues tu mascota puede salir lastimada.

La raza es excesivamente cariñosa cuando se adapta a una familia, precisan de mucha atención y de paseos regulares, así como tiempo para un adiestramiento de calidad. 

Por último, un punto importante de su personalidad son sus excesivos ladridos. Este pequeño siempre estará atento ante todo lo que suceda a su alrededor, cualidad que para algunas personas puede ser irritante.

Cuidados

En líneas generales, esta raza no precisa de unos cuidados tan específicos, sólo son medidas preventivas sencillas que debes tomar en consideración si quieres mantener saludable a tu mascota.

Lulú de Pomerania

Cepillado regular

El más fundamental de todos es el cuidado de su pelaje, debes dedicarle unos cuantos minutos al día a su cepillado. Si no puedes hacer de esta práctica un hábito, al menos cepíllalo tres o cuatro veces a la semana.

El procedimiento es el siguiente; primero ábrele el pelo en varias capas y comprueba que lo estás desenredando a fondo, si encuentras un nudo rocíalo con un hidratante canino y trata de desenredarlo con las manos, si no puedes, utiliza el peine metálico para lograrlo.

Llévalo regularmente a la peluquería y ten presente que a este tipo de perro nunca se le debe cortar demasiado el pelo ni, mucho menos, se puede rapar completamente.

Baños mensuales

En el caso de los baños, estos deben ser realizados una vez al mes. De lo contrario, su piel y pelaje se verán afectados por la pérdida de aceites esenciales. No olvides que cuando lo hagas debes procurar el menor ingreso de agua a sus oídos para evitar enfermarlas. 

Utiliza para bañarlo un champú suave especialmente indicado para su tipo de pelo, además de un acondicionador apropiado que lo hidrate totalmente. El acondicionador es de gran relevancia a la hora del baño, debido a que este evitará que su manto quede quebradizo y reseco y, de igual manera, evitará irritaciones cutáneas y la formación de grandes nudos.

Buena higiene bucal

Al igual que la mayoría de las razas de perros pequeños, suelen tener problemas bucales leves como la acumulación de la placa bacteriana y sarro en sus dientes, lo que puede provocar mal aliento y, a la larga, la pérdida temprana de su dentadura.

Los dueños de mascotas que pertenezcan a esta raza deben prestar una atención de cerca a esta área del cuerpo, los cepillados de sus dientes y encías deben ser de preferencia mensuales. Recuerda que una higiene bucal óptima previene la aparición de infecciones y caries.

Un consejo útil es alimentarlo con un pienso seco, o con galletas y huesos que están hechos específicamente para ayudar a mantener sus dientes saludables y limpios. Estas opciones pueden otorgarse como premios cuando se comporten bien o hagan lo que se les pida. 

Zwergspitz

Limpieza regular de los ojos

Debido a su excesivo pelaje, la zona de los ojos del Pomerania es propensa a padecer conjuntivitis y otros tipos de infecciones. Sin embargo, esto no es algo para que te alarmes pues estas son sencillas de prevenir, tratar y curar.

Procura con regularidad observar los ojos de tu mascota para evitar que le entren pelos. De igual manera, asegúrate de secar y limpiar a diario sus lagrimales para evitar las bacterias. 

Visitas periódicas al veterinario

Las visitas al veterinario deben ser habituales. En las clínicas veterinarias los médicos dan a sus pacientes un calendario de vacunaciones donde se indica con cuánta regularidad tienes que llevar a tu mascota.

Intenta lo máximo posible que tu perro tenga todas sus desparasitaciones y vacunas al día, para ello pueden ser recetados collares o pipetas antiparasitarias. Asimismo, estarás previniendo la aparición de pulgas, garrapatas y gusanos intestinales.

Por lo general, esta raza de perro suele ser muy saludable y resistente. La esperanza de vida de un Pomerania es de aproximadamente 16 años; con varios paseos al día y una actividad física que no sea tan exigente, tu mascota te acompañará durante muchos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.