Cómo una página web ayuda a expresar tu marca

Página web para marca

Mucha gente piensa que las redes sociales son la mejor manera de comercializar su empresa. Es fácil ver los resultados de las redes sociales. Consigues «seguidores», consigues «me gusta», y tanto tus seguidores como tus me gusta van aumentando a medida que pasa el tiempo. Así que los resultados de las redes sociales son medibles. Sin embargo, cualquiera puede crear una página web gratis e ir un paso más allá para ofrecer un lugar donde esté toda la información completa sobre la marca.

Por ejemplo, Wix permite crear una página en cuestión de minutos y sin necesidad de tener experiencia previa, algo que servirá a tu marca para tener mayor autoridad. Mantener tu página web no te va a costar mucho en comparación con otras formas de marketing como poner un anuncio en una revista o en la televisión.

Además, cuando un cliente llega a tu página web, está tratando de averiguar de qué se trata. ¿Eres divertido y coqueto? ¿Eres serio y fiable? ¿O eres creativo y sofisticado? Todo el mundo tiene una imagen determinada que quiere invocar en la mente de sus clientes y tu página web puede ayudarte a conseguirlo. Puede ayudarte a presentarte a ti mismo y a tu producto/servicio de una manera que será beneficiosa para tu empresa a largo plazo.

Puede que pienses que no tienes ningún deseo ardiente de expresarte, como empresario, pero si te paras a pensarlo, debe haber alguna razón por la que creaste tu empresa y empezaste a fabricar tu producto. Debes tener una opinión o un punto de vista sobre lo que ocurre en tu campo. Tu página web es tu lugar para contar a la gente de qué se trata. ¿Qué te hace especial y único? ¿Qué crees que hay que cambiar en tu campo? ¿Y cómo pretendes ayudar a la gente con tu producto o servicio?

Contenido dentro de la página web

El branding se ha convertido en una parte tan básica de los negocios que ofrecer un logotipo cursi y un eslogan efectista a tu público ya no es suficiente para atraer nuevos clientes a tus servicios. El contenido de la página web es quizás la parte más importante del diseño. Aunque los elementos visuales atraen la atención inicial de los consumidores, es la calidad de tu contenido lo que los mantiene atentos. Pero un contenido bien escrito no significa nada si las ideas que transmite parecen estar en desacuerdo con el mensaje central de tu marca. Incluso aceptar nuevos métodos de pago puede ser una mejor opción para tu web.

La mayoría de los consumidores saben cuándo les están tomando el pelo. Si el contenido que escribes está ahí simplemente para aumentar el tráfico, probablemente no dará lugar al compromiso que esperabas. Para garantizar que el contenido de tu página web refleje la identidad de tu marca, debes considerar cuidadosamente la persona de tu audiencia y convencerla de que pase a la acción.

Adapta el tono de voz de tu empresa

Después de cada artículo, blog, vídeo o infografía que crees, deberías preguntarte siempre si la voz de tu empresa es fácilmente identificable en el texto. Una prueba sencilla es eliminar el logotipo de la página y decidir si el contenido sigue siendo coherente con la identidad de tu marca. Además, debe adaptarse a las nuevas tecnologías.

En otras palabras, ¿puede tu audiencia decir que eres tú sin la indicación visual para confirmarlo? La voz de tu marca es una forma de distinguirte de los competidores. Debe ser única para tu negocio y demostrar tu experiencia.

Conoce la identidad de tu marca

Si trabajas con una empresa de branding, lo primero que buscarán es el punto de venta único de tu marca. ¿Qué la diferencia de las demás? Si intentas convencer a tu público de que la voz de tu marca es sincera y humana, entonces piensa qué es exactamente lo que hace que tu marca se distinga de las demás.

En un entorno digital, es probable que trabajes con un número limitado de palabras. Por ello, tendrás que conectar con el consumidor en un periodo de tiempo relativamente corto. Intentar ser demasiadas cosas a la vez puede resultar desesperante e impedirá que el consumidor se lleve una idea sólida de los valores de tu empresa. Establece tres rasgos que definan a tu empresa y mantenlos en todo momento. Por ejemplo, si ofreces una versión refrescante de un producto bien establecido, estos rasgos podrían ser extravagantes, entusiastas y, lo más importante, auténticos.

Conecta con tu audiencia

El marketing de contenidos solo funciona si estás dispuesto a esforzarte con regularidad. La coherencia y la calidad son la clave de cualquier estrategia de contenidos. Si solo publicas contenidos frescos una vez cada pocos meses, no darás suficiente cobertura a tu marca. Por otro lado, publicar posts sin sentido cada dos semanas solo demostrará que te preocupas más por el marketing que por el compromiso de los consumidores.

La mejor manera de parecer auténtico es serlo. Aunque se pueden tomar algunas medidas contratando a un redactor para que elabore el contenido por ti, tiene que ser su identidad la que brille. Recuerda que eres el experto en el sector y que es esta experiencia la que tu público desea.

En definitiva, es importante para cualquier marca tener una página web que represente todos los valores de la compañía y es necesario cuidar todos los detalles alrededor de ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.