Los brotes de coronavirus marcan la ‘nueva normalidad’ de España

Los expertos piden seguir con las pruebas PCR

El Ministerio de Sanidad informó el martes que se habían detectado 1,978 casos de coronavirus en los últimos siete días. Este es un aumento significativo de los 1.450 casos reportados el 20 de junio, el día antes de que España levantara el estado de alarma y entrara en la “nueva normalidad” después de un proceso prolongado de bloqueo y desescalación. Bajo la “nueva normalidad”, se levantaron las restricciones de viaje, aunque se mantuvieron límites en la capacidad de los lugares cerrados y las playas.

Desde que entró en esta etapa, el número de casos de Covid-19 ha aumentado casi todos los días y casi todas las 17 CC AA de España han registrado brotes. La única excepción era el Principado de Asturias, que no había registrado un solo caso nuevo en 14 días hasta el contagio de una asturiana en Lugo que ha puesto en alerta la Comunidad Autónoma y bajo vigilancia a siete personas. Pese a ello, Asturias no sumará el nuevo contagio y se incluirá en el rebrote de Lugo.

Más de 50 brotes de coronavirus permanecen activos en España, pero están bajo control. Los brotes más recientes se detectaron en Tarazona de la Mancha en Albacete, donde cuatro miembros de la familia han sido aislados, y en Castellón de la Plana en Castellón, donde 16 miembros de la familia que se reunieron para celebrar la víspera de San Juan están en cuarentena.

El Ministerio de Sanidad no proporciona una lista exacta de brotes de coronavirus activos, en parte para evitar enfrentamientos con los gobiernos regionales, que son responsables de informar todos los casos. El ministerio define un brote como un grupo de tres o más infecciones con un vínculo epidemiológico , y se considera activo si ha habido transmisión en los últimos 14 días. En el caso de infecciones detectadas en centros de ancianos, un caso positivo se considera un brote, incluso si el paciente está asintomático, debido al alto nivel de riesgo.

A pesar de esta definición, hecha el 16 de junio, cada autoridad regional tiene su propia forma de referirse a estos casos. El gobierno de Cantabria, por ejemplo, niega que haya brotes, a pesar de que 13 personas están aisladas tras un aumento de casos conectados a un edificio en la ciudad de Santander. Y en Andalucía, el jefe regional de salud, Jesús Aguirre, utiliza la palabra inglesa “clusters” a pesar de que la región tiene dos brotes en Algeciras, uno en un hotel y otro en la sede de una ONG.

Las autoridades regionales de La Rioja, las Islas Baleares, las Islas Canarias y Navarra no han informado de ningún brote del coronavirus . Tampoco el gobierno de Madrid, pero eso no significa que no haya registrado casos. Madrid es la región que ha reportado el mayor número de infecciones durante la pandemia (71,950, o casi un tercio del total), y la región con el segundo mayor número de casos reportados en la última semana y 24 horas, con 165 y 29 infecciones respectivamente.

El esfuerzo para encontrar casos se refleja en la cantidad de pruebas de PCR para coronavirus que se han llevado a cabo. Según el Ministerio de Sanidad, las autoridades regionales realizaron 179,000 pruebas entre el 19 y el 25 de julio, de las cuales 1,911 resultaron positivas. En otras palabras, se realizaron 94 pruebas para cada caso detectado. En los últimos siete días, esta cifra fue de 89, lo que significa que la búsqueda de casos se ha intensificado. Es importante tener en cuenta que una prueba no es representativa de un solo paciente, dado que una persona puede hacerse la prueba varias veces hasta que resulte negativa.

El comportamiento irresponsable ha sido atribuido a los brotes que siguen a las imágenes de playas abarrotadas y personas reunidas en fiestas locales y en la pista de baile. Pero muchos de ellos están conectados a reuniones familiares, como la de Navalmoral de la Mata en Cáceres, donde más de 20 personas han contraído el virus. Y las situaciones más graves están relacionadas con el hacinamiento y las condiciones de trabajo.

Este es el caso en Málaga, donde un brote en un centro de la Cruz Roja ha provocado más de 100 infecciones, y en el brote entre recolectores de fruta en Aragón, donde se han detectado más de 30 casos, lo que obligó a cuatro áreas a regresar a un etapa previa del plan de desescalada de coronavirus. En la vecina provincia catalana de Lleida, se detectaron cinco brotes: tres de ellos en una empresa de frutas , uno en una fábrica de envasado de carne y otro en un hogar para personas mayores. También continúan los casos relacionados con hospitales y centros de atención social: tres de estas residencias han registrado brotes en Valladolid.

Pero si bien cada brote genera alarma, no debe olvidarse que los 1,978 casos reportados en los últimos siete días son solo una quinta parte del número diagnosticado en un solo día de la primera semana de mayo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.