¿Invertir en oro o en Bitcoin?

Invertir en oro o en Bitcoin

A pesar de que el Bitcoin ha alcanzado un valor impresionante y demostrado ser el activo de inversión más rentable de la década, todavía existen personas que mantienen dudas y fuertes inquietudes sobre el futuro de la criptomoneda. No obstante, tanto a corto como a largo plazo puede representar una interesante oportunidad de inversión.

En el corto plazo es posible invertir en BTC, si se es un experto, y utilizar los fondos para realizar trading automatizado. Hay herramientas que ofrecen este tipo de servicios, como 1k daily profit. A largo plazo, puede que convenga dedicar un porcentaje del portafolio a este activo que promete tener un incremento de valor incluso superior al 100% durante 2022.

Por supuesto, la inversión en Bitcoin o cualquier otra criptomoneda es solo una parte del portafolio de inversiones. Perfectamente se puede invertir también en oro, que desde hace siglos ha sido el valor refugio por excelencia y eje fundamental de la economía tal como la conocemos en la actualidad. El oro y las criptomonedas son dos tipos de inversión que merecen la pena.

¿Oro o Bitcoin? Resolviendo el eterno dilema

Lo primero a considerar es el funcionamiento del sistema bancario. La moneda fiduciaria nace desde el momento en que las personas decidieron confiar en los bancos para cuidar el oro que poseían y el banco, a cambio, les entregaba un trozo de papel por un valor similar. Actualmente, el oro ha dejado de respaldar el papel moneda y sin embargo, estas no han perdido su valor.

Así, la última década trajo consigo un cambio radical en el panorama financiero. Las criptomonedas descentralizaron el modelo económico y propusieron una nueva forma de generar riqueza, permitiendo que las transacciones puedan realizarse de manera transparente y visualizarse por cualquier persona que analice la red Blockchain.

Existen personas, fieles defensores del Bitcoin, que consideran que esta inversión representa la evolución del oro y de hecho le han denominado el ‘oro digital’, en la creencia de que puede sustituir al metal precioso debido a sus características mejoradas. Además, el hecho de ser un activo descentralizado que escapa de las regulaciones estatales es una ventaja importante.

Lo sabio sería invertir en ambos

Existen ciertas desventajas de invertir en Bitcoin, la primera de ella relacionada a la tecnología. Una persona con pocos conocimientos sobre tecnología, aplicaciones móviles o seguridad informática puede ser blanco sencillo de los hackers y poner en riesgo su inversión, algo de lo que no deberían preocuparse si deciden invertir en un activo tangible como el oro.

Por tanto, lo más sensato y sabio sería administrar el portafolio de tal forma que exista un porcentaje del capital asignado a ambas inversiones. Ambos son activos con tendencia alcista, escasos, con una demanda considerable e importante desde dos contextos diferentes.

Cualquier inversionista inteligente, invertiría en BTC para aprovechar las enormes rentabilidades que ofrece e incrementaría su patrimonio inmueble y fiduciario gracias a las criptomonedas, teniendo un respaldo secundario en uno de los activos de inversión más sólidos de la historia de la humanidad, como lo ha sido el oro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.