La salida de Juan Carlos I divide el gobierno Sánchez-Iglesias

Sanchez-Iglesias

La ruptura también es evidente dentro del gobierno de coalición del Partido Socialista y de la izquierda Unidas Podemos, que acusa al rey emérito de huir del sistema de justicia.

La decisión del rey emérito español Juan Carlos I de abandonar España ha provocado una respuesta dividida de los principales partidos políticos del país. El ex monarca anunció la medida el lunes luego de un escándalo sobre las cuentas bancarias que presuntamente tenía en Suiza y otras irregularidades financieras.

En su conferencia de prensa semanal después de la reunión del gabinete del martes, el primer ministro Pedro Sánchez mostró su apoyo a la decisión del ex rey y dijo que “lo que se está juzgando no son las instituciones, son las personas”, aludiendo a los renovados llamados de la izquierda política para Una república en España.

El líder del Partido Socialista (PSOE) dijo que no sabe dónde está Juan Carlos en este momento. Cuando se le preguntó si este último será despojado de su título honorario de rey emérito, Sánchez respondió: “Algunas cosas que sé, otras que no sé”.

El PSOE, que lidera un gobierno minoritario en coalición con la izquierda Unidas Podemos, mostró su apoyo al “trabajo y compromiso” del rey Felipe, que ascendió al trono en 2014 después de la abdicación de Juan Carlos.

Pero la grieta en este tema entre los socios de la coalición fue evidente el martes cuando la ministra de Igualdad, Irene Montero, de Unidas Podemos, dijo que su partido no sabía si había habido alguna negociación entre el gobierno y la familia real con respecto a la partida de Juan Carlos de España. En una entrevista en la estación de radio SER, Montero dijo que esta decisión “no fue tomada por el gobierno de coalición”, y agregó que “podría ser que el PSOE la tomó de La Moncloa”.

Cuando se le preguntó sobre su propio papel en las conversaciones entre el ejecutivo y la familia real, Sánchez dijo en la conferencia de prensa que tales asuntos entre el jefe de estado y el jefe de gobierno “son discretos, confidenciales y permanecerán en esa esfera”. Respetamos la decisión tomada por la familia real porque muestra que se está distanciando de una conducta que podría calificarse como irregular “.

El vuelo de Juan Carlos de Borbón al extranjero es un acto indigno de un ex jefe de estado y deja a la monarquía en una posición muy comprometedora.

El Partido Popular (PP) emitió un comunicado de prensa, compartido por su presidente, Pablo Casado, en Twitter, elogiando el “papel determinante y decisivo” del ex rey en la transición de España a la democracia tras la muerte de Francisco Franco en 1975. La declaración subraya ” su legado al mando de una institución que ha sido fundamental para permitir a los españoles de hoy disfrutar de uno de los sistemas democráticos más desarrollados del mundo “. El PP reafirmó su apoyo al Rey Felipe y el papel de la Corona como “un símbolo de unidad y continuidad histórica para la nación española”.

El portavoz del centroderechista Ciudadanos (Ciudadanos), Edmundo Bal, también expresó respeto por la decisión del ex rey y dijo que permitía que “el actual jefe de Estado desempeñe sus funciones en las mejores circunstancias”.

Críticas desde la izquierda

Sin embargo, Unidas Podemos criticó a Juan Carlos por decidir abandonar España mientras está implicado en investigaciones en curso sobre lavado de dinero. En un mensaje en Twitter, Pablo Iglesias, el líder de Unidas Podemos y uno de los cuatro viceprimeros ministros de España, escribió: “El vuelo de Juan Carlos de Borbón al extranjero es un acto indigno para un ex jefe de Estado y deja a la monarquía en un estado muy posición comprometedora. Por respeto a los ciudadanos españoles y a la democracia, Juan Carlos I debe responder a sus acciones en España y ante el pueblo “.

Algunos tuvieron que exiliarse porque eran demócratas, otros se fueron porque son corruptos.

En las últimas semanas, Unidas Podemos ha apoyado varias iniciativas que piden un comité del Congreso para investigar las presuntas irregularidades financieras del ex rey . La fiesta dijo que continuaría “explorando todas las vías para que los negocios turbios de Juan Carlos de Borbón sean investigados a fondo, la verdad revelada, y se sepa qué tan profundo es el complot y quién está involucrado, para que la impunidad pueda terminar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.