Desafío de naciones: Irán y Estados Unidos en controversia por el envío de combustible a Venezuela

Venezuela e Irán

Irán no se paralizó frente al rotundo rechazo de Estados Unidos, con respecto al envío de gasolina a Venezuela. Desde hace algún tiempo, el país caribeño se encuentra atravesando una fuerte crisis económica y financiera.  Se ha ido incrementando hasta el punto del cierre operativo de sus refinerías, y con ello, la escasez de combustible.

Como resultado, los iraníes recientemente enviaron cinco buques cargados de combustible. Esta acción molestó al mandatario Trump. En respuesta a ello, comenzó a monitorear las embarcaciones y a emitir sanciones en contra de Irán.

Dos grandes adversarios

La última disputa enfrentada, entre Irán y Estados Unidos, fue en el año 2015, cuando el presidente estadounidense eliminó los acuerdos nucleares mantenidos con Irán.

Imagen de PDVSA

A pesar de esta polémica, Venezuela ha repartido gasolina hasta en el último rincón del país. Como resultado, se han presentado largas filas de coches en las más de 1.400 estaciones de servicio. El pasado domingo, ya partían de regreso dos de los petroleros iraníes que desembarcaron combustible.

Los venezolanos vuelven a las calles con sus vehículos

Luego de haber dotado las estaciones de servicios, el país estableció nuevos costos. En ese sentido, la venta subsidiada se ubicó en cinco mil bolívares soberanos por litro. De forma gratuita pueden surtir los transportes de carga pesada, transporte público, ambulancias, entre otros.

Por otro lado, se habilitaron doscientas estaciones para vender la gasolina a precios internacionales. El costo por litro se estableció en 0,50 dólares. Por lo tanto, los ciudadanos que opten por esta opción deberán cancelar un promedio de 20 dólares para llenar el tanque de su vehículo.

Trump amenaza a Irán

El presidente de Estados Unidos, considera que Irán no ha acatado las sanciones que fueron aplicadas al régimen de Nicolás Maduro. A su parecer, y el de sus asesores, con este hecho lo que intentan es debilitar las prioridades del país norteamericano.

Las amenazas de Trump van dirigidas a puertos, aseguradoras y compañías navieras que faciliten el comercio de los tanqueros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.