Bitcoin, la moneda que está cambiando el mundo

Bitcoin

Para muchas personas, Bitcoin es un término desconocido o del que solo han escuchado hablar alguna vez. Por su parte, otro sector de la población ya tiene ciertos conocimientos sobre el tema y están en la búsqueda de información sobre la forma en que esta moneda ha cambiado las bases del sistema financiero.

¿Qué es el Bitcoin y la cadena de bloques?

Lo primero a saber, es que el Bitcoin es una moneda que puede intercambiarse por productos o servicios. Hasta este punto, no difiere demasiado con cualquier otra moneda existente en el planeta, pero se diferencia en que su existencia es exclusivamente digital. Es un activo intangible, virtual y cuya característica es la seguridad que ofrece el sistema criptográfico que le sustenta.

Esta moneda existe gracias a la existencia de la red Blockchain (Cadena de Bloques). Se trata de una secuencia de códigos criptográficos, descifrados por ordenadores que hacen parte de la red y que reciben una recompensa por cada operación procesada. No obstante, la diferencia principal de cualquier otra moneda, es su carácter descentralizado.

Se trata de un activo de inversión y especulación, cuya cotización depende exclusivamente de la oferta y la demanda. De esta forma, aparecen constantemente nuevas herramientas en internet que ofrecen la posibilidad de realizar operaciones de intercambio de Bitcoin en automático, como por ejemplo el sitio web oficial 1k daily profit.

¿Cuáles son las características del BTC que han cambiado el panorama financiero?

Además de ser una de las criptomonedas más importantes, pionera y la que alcanza la mayor capitalización de mercado, es importante y ha cambiado el panorama financiero mundial por los siguientes motivos:

No pertenece a ningún país o institución

Se trata de una moneda descentralizada que escapa de cualquier regulación gubernamental. El Bitcoin no ha sido creado por ningún estado y su precio no depende de lo establecido por ningún banco central. Gracias a esto, se le considera una moneda con la capacidad de ser aceptada a nivel mundial.

Transacciones sin intermediarios

A diferencia de lo que ocurre con el dinero fiduciario, cada persona es dueña real de la moneda y no un simple portador. Por tanto, las operaciones de intercambio de la moneda se producen de manera directa entre usuarios (P2P), sin intermediación de entes reguladores ni entidades financieras, lo cual ayuda a reducir el costo de las transacciones.

Operaciones instantáneas

Cuando se envía dinero a una persona, la transacción se realiza de forma casi instantánea, sin importar la distancia entre los usuarios. Así, el envío de dinero de un país a otro puede realizarse de manera inmediata, a diferencia de lo que ocurre con la banca tradicional, donde las transferencias monetarias pueden tardar días en completarse a costos elevados.

Mayor seguridad contra falsificaciones

El Bitcoin y en general, todas las criptomonedas tienen un mecanismo de seguridad avanzado que las vuelve imposibles de falsificar, una cualidad irrepetible en el dinero fiduciario que manejamos cotidianamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.