Valencia y Madrid añaden emoción a una Champions en la que Messi vuelve a reinar

Messi brilló con un gol y dos asistencias ante el Borussia Dortmund

Suerte dispar para los equipos españoles en la quinta jornada de grupos de la Champions. Solo el Barcelona consiguió los tres puntos gracias a un Messi estelar. Madrid y Valencia no pasan del empate en sus respectivos estadios, y el Atleti se queda seco en Turín por culpa de un golazo de Dybala de libre directo.

Llevaban tiempo los aficionados blaugranas sin ver a su Barcelona lucirse como lo hizo anoche ante el Borussia Dortmund (3-1). Un Messi intratable guio a los de Valverde a la victoria, donde Luis Suárez y Griezmann no desperdiciaron los servicios del argentino.

Dio buen resultado la presión adelantada al Barça, que se hinchó a robar en campo contrario. Especialmente en el primer tiempo, donde Messi sirvió a la perfección a Luis Suárez, que no falló ante Burki. No tardaría el argentino en firmar su propio gol. Tras la reanudación, volvería a habilitar, esta vez a Griezmann, para firmar el tercero y la tranquilidad de un Barcelona que ya es primero de grupo.

Más trepidantes serían los encuentros de Valencia y Real Madrid. El primero, que recibía la visita del Chelsea, se repuso de los dos goles de Kovacic, incluso después del penalti errado por Parejo, que detuvo Kepa de forma magistral (2-2). Los ché se jugarán el pase a octavos en un último partido ante el Ajax en Amsterdam.

El caso de los blancos fue más sorprendente. Después de casi 80 minutos de actuación intachable, con un Benzema que sigue sumando con su doblete y un Valverde que ya es imprescindible, el PSG dio la vuelta al partido en menos de tres minutos. Mbappé y Sarabia aguarían la fiesta del Bernabéu (2-2).

El Atleti paga cara su falta de acierto

La nota negativa sería la del Atlético, que cayó por la mínima ante la Juventus en Turín (1-0). Una falta botada de forma magistral por Dybala serviría para frenar el ímpetu de los del Cholo, muy dignos en Italia, pero inofensivos hasta un punto preocupante.

Saúl no dejó de remar durante todo el partido, materializando las mejores ocasiones para los atléticos. Morata, rayando el descuento, falló el empate a puerta vacía tras un pase de la muerte de Lemar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.