Picos de Europa, un parque con más de 100 años

Picos de Europa un parque con más de 100 años

El Parque Nacional de los Picos de Europa es un espectacular paisaje que se encuentra en España. Cuenta con únicas y magníficas atracciones naturales, etnográficas y culturales. Su gran gama de ecosistemas y recursos naturales lo convierten en uno de los atractivos turísticos mejor conservado del país y uno de los más visitados por la gran cantidad de turistas interesados en los deportes de montaña y los esplendores de la naturaleza.

El parque del centenario

Este espacio protegido, pertenece a las localidades de Cantabria, Castilla y León, y el Principado de Asturias. Estas comunidades autónomas se encargan de la gestión de las más de 67.000 hectáreas que conforman el importante Parque Nacional.

El parque del centenario

El primer parque nacional de España declarado por el Rey D. Alfonso XIII, Picos de Europa, celebró su centenario en el 2018. Este monumento natural, con un paisaje pintado de tonos verde y gris, se convirtió en el parque nacional de la Montaña de Covadonga el 22 de julio de 1918, en honor al inicio de la Reconquista de don Pelayo y, en el año 1995 recibió la denominación oficial de Parque Nacional de los Picos de Europa.

Una llamativa joya de la naturaleza

Este encanto natural, tiene un poco de todo en su interior. Este maravilloso espectáculo de la naturaleza es una singular combinación de playa y montaña, con cumbres, prados, valles, gargantas y ríos, lo que representa una gran variedad de paisajes que caracterizan el parque y forman el conjunto de su patrimonio histórico, cultural y artístico. Donde puedes disfrutar de maravillosas vistas a la costa, a alturas que alcanzan hasta los 2650 metros, encontrando puntos donde solo 15 kilómetros separan el mar y la montaña. Lo que lo convierte en un sitio mágico digno de admirar.

Picos de Europa cumple un siglo

Flora, fauna… ¡y algo más!

El parque tiene una gran biodiversidad. Su naturaleza kárstica ha generado la aparición de una amplia red de cursos subterráneos que forman los principales ríos de la zona: el Sella, el Cares y el Deva. También están los famosos lagos Enol, Ercina y Bricial.

La flora de los Picos es muy variada, de hecho, se encuentran más de 1750 especies y subespecies en toda la extensión del parque, que combina cumbres con valles, conformada por especies atlánticas y mediterráneas. Predomina el bosque atlántico caducifolio que está formado por hayas, acebo, pinos silvestres y orquídeas. Además, tiene bosques con encinas o sabinas.

Gran diversidad de flora y fauna

La fauna que se encuentra en el parque es de gran diversidad, desde grandes predadores hasta pequeños invertebrados. Es como un reino encantado donde habitan rebecos y águilas junto a osos y lobos. Algunas de las especies están amenazadas a nivel regional y europeo. Una de las especies más famosas y conflictivas presentes en el parque, es el lobo ibérico.

Otras de las más destacadas son el urogallo cantábrico, el rebeco cantábrico, el ciervo, el águila real, la cabra montés, la trucha común, la nutria, el salmón atlántico, el oso pardo o el quebrantahuesos. Esta zona alberga una buena cantidad de la fauna de la Península Ibérica, incluyendo mamíferos terrestres, anfibios, reptiles y las aves reproductoras. Muchas de estas especies se encuentran protegidas.

La gran dificultad de acceso a varias zonas de los Picos ha permitido la subsistencia de muchas especies y, con algo de suerte es posible ver alguno de estos hermosos animales.

Principales atractivos del lugar

En la comarca asturiana donde destacan tres macizos, se encuentran indescriptibles lugares que cuentan la historia, tradiciones y cultura que provienen de leyendas como la victoria de Pelayo en la montaña de Covadonga.  En el Parque Nacional Picos de Europa, a unos 1000 metros de altitud, se encuentran el Valle de Covadonga y sus paradisíacos lagos, que es uno de los sitios turísticos más emblemáticos de la reserva natural. Atracciones como cuevas con arte rupestre, palacios barrocos, iglesias góticas y románicas, museos y una excelente gastronomía típica, son características del lugar.

Principales atractivos del lugar

En este magnífico apartado natural se encuentran lugares tan emblemáticos como los núcleos de Cangas de Onís y Llanes, el Teleférico de Fuente Dé, la Ruta del Cares, el pico Naranjo de Bulnes y las zonas vírgenes como los valles de Orandi, Angón o el Casañu. Estas son visitas imperdibles en este espectáculo de la naturaleza.

En el encantador lugar tienes muchas opciones, lo que te permite realizar diversas actividades al aire libre, como escalada, rutas en familia, alpinismo, deportes de aventura, rutas largas, senderismo, quad a caballo, rutas 4×4, trekking, esquí, barranquismo, espeleología y deportes acuáticos, como el descenso del Sella, que es uno de los más destacados. Además, existen lugares paradisíacos que te transportan a un mágico mundo ideal para relajarse. En fin, tienes lo que quieras si eres amante de la naturaleza.

Humanización del Parque

La característica más resaltante de este espectacular espacio natural, es la de ser el único Parque Nacional de España que está poblado en su interior. Cuenta con 20 poblaciones, de las cuales 6 se ubican en Asturias, 2 en Cantabria y las otras 12 en León y, 3 términos municipales íntegros que alcanzan una población de unos 1.200 habitantes. Los pobladores que habitan el recinto natural, hacen uso del territorio para el desarrollo de actividades tradicionales como ganadería, agricultura, explotación y obtención de leña.

Humanización del Parque

¡Cien años y… subiendo!

Luego de los cien años de su creación, el importante parque continúa siendo una de las maravillas de la naturaleza en España. Muestra de ello, es el alto flujo de visitantes que se registra cada año, superando los dos millones de turistas que acceden al lugar para disfrutar de las maravillas que lo rodean. Por lo tanto, para asegurar el mantenimiento y protección de las áreas del parque y resguardar la seguridad de los visitantes, en temporadas altas, la zona está sujeta a controles de acceso. De este modo, el delicado medio natural estará protegido y será posible seguir ofreciendo la posibilidad de disfrutar de esta joya de la naturaleza a quienes deciden realizar la visita a ese encanto que lleva por nombre Parque Nacional de los Picos de Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.