Pablo Iglesias se manifiesta en Twitter tras ser obligado a acortar sus vacaciones en Asturias

Iglesias Asturias

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y su pareja, la ministra de Igualdad Irene Montero, interrumpieron este lunes sus vacaciones en Asturias “por la seguridad de sus hijos” tras ser objeto de amenazas y protestas en el municipio de Felgueras. Fuentes cercanas a Iglesias dijeron que la familia optó por regresar a su casa en Madrid luego de que aparecieran mensajes en las redes sociales que revelaban el lugar de sus vacaciones. hogar.

«No hay derecho a que mis hijos tengan sufrir las consecuencias del compromiso y las tareas políticas de sus padres, pero hay millares de niños en situaciones mucho más vulnerables. No va conmigo el victimismo», asegura el vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias que se ha pronunciado hoy a través de Twitter sobre lo ocurrido en Lena. 

Según las mismas fuentes, cerca de una carretera aparecieron grafitis que decían: “La cola de caballo es una rata”, en alusión a la larga melena de Iglesias. Montero e Iglesias estaban ubicados en el Valle de Lena en Asturias, en una casa familiar de Enrique Santiago, secretario general del Partido Comunista Español y diputado en el Congreso de Unidas Podemos.

La pareja también ha sido objeto de ruidosas protestas frente a su domicilio en el municipio de Galapagar. Montero ha presentado una denuncia ante los tribunales locales contra Cristina Gómez, concejala del partido de extrema derecha Vox, por coacción y acoso diario cerca del inmueble. La pareja tiene tres hijos menores de tres años.

Enrique Santiago lamentó este martes que Iglesias y Montero hubieran sufrido cuatro meses de acoso fuera de su domicilio y que se hubieran ignorado las “decenas de denuncias” que se habían presentado. “Hay total impunidad”, dijo durante una entrevista con la cadena de radio española Cadena SER. “El fiscal no ha hecho nada”, se quejó.

El diputado de Unidas Podemos pasó a culpar a Vox del “acoso sistemático” sufrido por la pareja, y afirmó en su entrevista que se trataba de simpatizantes del partido de extrema derecha -que es la tercera fuerza en el Congreso de los Diputados-. que habían hecho pública la ubicación de su casa de vacaciones.

El propio Iglesias abordó el tema este martes, escribiendo en un mensaje en Twitter: “Lo que la extrema derecha y ciertos medios de comunicación le están haciendo a nuestra familia es grave, pero hay que poner cada cosa en contexto. Hay personas que han pagado con su libertad, su vida o con torturas por defender sus ideas y hacer política. Ese no es nuestro caso “. Continuó agradeciendo a la policía su profesionalidad y a las personas que habían ofrecido a la pareja un lugar para quedarse. “Su odio y amenazas no detendrán nuestro trabajo”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.