Numerología: el significado de los números

Numerología

La numerología estudia el significado oculto de los números. A través de su práctica también se puede adivinar la suerte de una persona, relacionando los números con significados.

No es considerada una ciencia, pero está basada en conocimientos empíricos y científicos provenientes de la antigüedad, enriquecidos a lo largo del tiempo con creencias y tradiciones.

La numerología en la antigüedad

En la antigua Grecia, el filósofo Platón desarrolló una teoría sobre los números y su relación con la filosofía y la vida. Para Platón la influencia de los números no se reducía a la naturaleza y a las cosas. También estaba presente en las emociones, las ideas y el espíritu de las personas.

Pero es Pitágoras, matemático y filósofo, quien es considerado el padre de la numerología. Desarrolló las matemáticas y afirmó que los números influyen enormemente en las personas y objetos. Todo puede ser explicado a través de los números. Pitágoras relacionó el orden de los números con características para las cosas y los seres humanos. Por ejemplo, consideraba los números impares como masculinos y activos, y los números pares como femeninos y pasivos.

Numerología pitagórica

Partiendo de las teorías matemáticas de Pitágoras, surgió la numerología pitagórica clásica. Se basa en 9 números, cada uno de los cuales corresponde a una fuerza o vibración cósmica. Según esta corriente, cada número posee una vibración propia y única, una fuerza que no es compartida con ningún otro número. La vibración de cada número tiene efectos tanto positivos como negativos, pero todos pueden vibrar en armonía con el universo.

La interpretación de los números, de acuerdo con la numerología pitagórica, se realiza convirtiendo las letras en números. Para hacerlo, se utiliza una tabla creada por Pitágoras que asigna un número a cada letra del alfabeto. La vibración de cada número tiene influencia sobre la persona y un significado, a partir del cual se realizan interpretaciones.

La numerología y la cábala

Además del sistema de Pitágoras, existe la numerología cabalística o gematría. Se basa en las 22 letras del alfabeto hebraico, cada una de las cuales tiene un valor numérico. Según la numerología cabalística, estas 22 letras son energías. Cada nombre o palabra que conforman y cada número al que se asocian, poseen una vibración que se traduce en energía viva e infinita.

La numerología y la cábala

Para obtener una interpretación de un nombre, cada letra del nombre es reemplazada por su valor numérico. Después se suman todos los números arrojados y el valor total se descompone hasta alcanzar un número de un dígito que tendrá un significado.

Por ejemplo, el nombre María Pérez. Según la numerología cabalística, a las letras de este nombre corresponden los números: 30 (M) +1 (A) +80 (R) +9 (I) +1 (A) + 60 (P) + 5 (E) + 80 (R) + 5 (E) + 400 (Z). El total de la suma de todos estos números es 671, cifra de la cual se suma cada número hasta obtener un número de un solo dígito: 6+7+1 = 14 y luego, 1+4 = 5.

El número resultante está asociado al deseo de ser libre, de querer vivir sin reglas estrictas. El 5 significa que María Pérez es una persona inquieta, curiosa e interesada por las cosas nuevas. Su espíritu libre debe cuidarse de no caer en excesos, irresponsabilidades e inestabilidades.

Número de nacimiento

A partir de los números de la fecha de nacimiento de una persona se puede hacer una interpretación de sus rasgos de personalidad. Le sugiere cuál sería su vocación, en cuáles áreas se debe desarrollar y cuáles caminos de aprendizaje tomar.

Número de nacimiento

Por ejemplo, si la persona nació el 8 de septiembre de 1979, se suman todos los números de la fecha de nacimiento hasta reducirlos a uno solo de un dígito.

8 + 9 (septiembre) + 1 + 9 + 7 + 9 = 43, luego 4 + 3 = 7

Quiere decir que el 7 es el número de nacimiento de esta persona. Este número se asocia a una persona reflexiva, curiosa y observadora que siempre buscará los porqués. Además es intuitiva, estudiosa y perfeccionista.

El significado de los números

  • Cero: su vibración es divina y dentro de sí contiene a todos los números. Es perfecto tal como el círculo que forma. Hace referencia al principio y al final, pero también a lo que no tiene límites.
  • Uno: es la fuerza, las personas relacionadas con este número se caracterizan por su fortaleza de espíritu y seguridad en sí mismas.
  • Dos: es el trabajo en equipo, la cooperación y la empatía.
  • Tres: es imaginación, crecimiento y desarrollo.
  • Cuatro: es esfuerzo, templanza, perseverancia y fuerza de voluntad.
  • Cinco: es el espíritu libre, energía y curiosidad.
  • Seis: representa estabilidad, solidaridad y amabilidad.
  • Siete: es sabiduría, constancia y temperamento.
  • Ocho: significa espiritualidad y también sentido de la justicia y lealtad.
  • Nueve: es inteligencia, control y humanidad.

Números maestros

En la numerología de Pitágoras, los números 11 y 22 son números que no se pueden reducir por ser los llamados números maestros. Son números especiales porque poseen una vibración superior al resto.

Número 11

El número 11 está vinculado a la personalidad que otorga el número 1, pero duplicada. Las personas que tengan este número asociado se caracterizan por su gran energía, sabiduría, astucia e intuición. El número 11 que se aparece con frecuencia por duplicado (11:11) significa la conexión con los misterios de la luz y la oscuridad, con la vida y la muerte.

Número 11

Número 22

El número 22 se asocia con la energía femenina duplicada lo que provee de una enorme capacidad intuitiva a quien tenga asociado este número. Quienes estén vinculados al 22 son personas perseverantes que luchan por hacer realidad sus metas y sueños. Tienen claros sus ideales, son disciplinadas y generosas.

Número 22

Los portadores de los números maestros tienen una gran responsabilidad moral y espiritual. De ningún modo deben llegar a creerse seres superiores a los demás, pero sí ser conscientes de su vibración superior y de cómo saber gestionar esta energía. Están llamados a realizar grandes acciones, deben perseverar, no flaquear, y pensar en el bien común.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.