Iglesias: “Del Sánchez que apostaba por el entendimiento con Podemos, no queda nada”

El líder de Podemos ofreció una entrevista al diario El País

Pablo Iglesias confía en que, después del 10-N, Unidas Podemos siga teniendo un lugar destacado en el Congreso. En una entrevista concedida al diario El País, el líder de la formación morada deja claro que el PSOE solo se acercará a ellos si tienen la suficiente representación.

“Creo que la combinación de la experiencia del PSOE y de nuestra valentía sería lo mejor para España. No es imposible. No soy ingenuo y soy consciente de que Pedro Sánchez va a buscar lo que algunos ya llaman una suerte de coalición blanda con el PP”, dice Iglesias.

El candidato a las generales teme que esa coalición dé carta blanca a los socialistas para llevar a cabo una serie de medidas que resumen su giro hacia la derecha en esta campaña. “Un acuerdo de legislatura a cambio de medidas duras hacia Cataluña y un paquete económico en la línea de lo que quiere Nadia Calviño”, explica.

Ante un nuevo veto hacia su persona, Iglesias niega la mayor. “No me estaría presentando a las elecciones si fuera a aceptar un veto”, asegura.

También asume que los votantes socialistas no serán complacientes con un Sánchez que vuelve a bloquear la investidura tras las elecciones. “Los ciudadanos no aceptarían que, con excusas como el veto, Sánchez volviera a llevar a nuestro país a unas elecciones generales. Si fuerza unas terceras, morirá políticamente”, apunta Iglesias.

Es por ello que, ante el Parlamento que se avecina, sin mayorías absolutas, el líder de UP no ve otra alternativa que un gobierno de coalición. “Cuando los ciudadanos no dan mayoría absoluta a ninguna formación en un sistema parlamentario hay que buscar la coalición. No vamos a regalar el voto de nuestros electores”, explica al citado periódico.

El giro de Sánchez

Por último, Iglesias lamentó el gran giro que ha pegado Sánchez en los últimos años. El candidato a las generales lamenta que “del Sánchez de 2016, el que ganó las primarias, el que hablaba de plurinacionalidad y apostaba por el entendimiento con Podemos, no queda nada. Y el actual tiene poco que ver con el de abril”.

“Ahora vemos a uno que propone cambiar el Código Penal para ilegalizar un referéndum que nunca existió. No digamos ya lo de ir a detener a Puigdemont poco menos que personalmente, rayaba el ridículo y se acercaba a los planteamientos de la derecha”, sentencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.