El retraso de los Presupuestos obliga a España a incumplir el objetivo de déficit fijado por Bruselas

Nadia Calviño calma los ánimos de Bruselas y las grandes empresas respecto al Gobierno progresista

El tiempo juega en contra del Gobierno. Aunque ha puesto en marcha la maquinaria de los Presupuestos, el calendario le restará efectividad. Dado el retraso por el que las cuentas serían aprobadas, en el mejor de los casos, durante el verano próximo, las subidas de impuestos que se introducirán no recaudarán la cantidad esperada. De este modo, España corre el riesgo de no cumplir con el límite de déficit fijado por Bruselas en 1,8% del PIB.

No obstante, el Gobierno podrá alegar ante la Comisión que ha puesto en marcha las subidas de impuestos, aunque no logre ingresarlas en el año. Sobre todo cuando Bruselas ya ha mostrado indulgencia con Francia e Italia.

Para 2019 y 2020, el Consejo de líderes europeos acordó que España tenía que ajustarse un 0,65% del PIB por año. Si bien se permite incumplir hasta 0,5 entre los dos ejercicios. A la luz de los últimos datos, no parece que el déficit de 2019 vaya a bajar mucho.

Es decir, el año pasado España prácticamente se comió todo el margen que daba Bruselas. Por lo que este ejercicio ha de ajustar sí o sí el 0,65%, unos 8.000 millones de euros.

Reunión entre Sánchez y Casado

Por tanto, el Gobierno deberá apurar los plazos todo lo posible para acordar con el resto de formaciones políticas los Presupuestos Generales. De hecho, Pedro Sánchez y Pablo Casado se reunirán el próximo lunes en Moncloa con la intención de tratar la situación económica, además del conflicto en Catalunya.

Entre otras cosas, el PP ha criticado duramente la subida del paro en el mes de enero y alerta contra la intención del Ejecutivo de coalición de derogar la reforma laboral que aprobó Mariano Rajoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.