La creciente popularidad del poker

Creciente popularidad del poker

Este juego de cartas está popularizándose de manera exponencial en los últimos tiempos debido al aprovechamiento de las nuevas tecnologías, al tiempo que ofrece una serie de beneficios personales y sociales a aquellos jugadores que se atreven a echar una partida como vía para divertirse y aprender de aquellos profesionales que suelen hacerse millonarios después de ganar alguno de los torneos de póker online que se organizan a nivel mundial.

El póker, ya sea de manera presencial u online, atraviesa una etapa pletórica. Vive sus mejores momentos, celebrándose cada vez más torneos y aglutinando a jugadores y a aficionados a través de cualquier plataforma. Un juego de cartas que no responde a ninguna tendencia novedosa, sino que cuenta con mucha historia sobre el tapete; una historia que crece también merced a la fama que acompaña a determinados jugadores, entre los que se encuentran algunos actores famosos o futbolistas de cierto renombre internacional (Piqué, Neymar o Beckham).

No hablaremos del pasado del póker ni hablaremos de jugadores famosos, haremos un repaso a los premios más suculentos obtenidos con este juego de cartas. Porque en el póker se mueven unos cuantos millones de euros (o más bien de dólares); y tener una buena mano proporciona aumentar en unos cuantos ceros la cuenta corriente. Esto, dicho sea de paso, no suele ser cuestión de suerte, sino más bien de saber leer la partida, contar con una buena estrategia y saber templar los nervios. Bien es cierto, como siempre se dice, que mejor que la suerte de acompañe, aunque en el póker no lo es todo.

Como decíamos, el póker mueve millones de euros y de dólares en cada torneo, y el vencedor suele convertirse en un nuevo millonario, a la par que pasa a convertirse en un referente mundial de este juego y a contar con números fieles que le siguen allá por cada torneo en el que participa. Y esto es fácil, incluso en estos tiempos convulsos socialmente hablando, porque la mayoría de los torneos de póker pueden seguirse a través de plataformas online.

Entre euros, beneficios y habilidades

Llegados a este punto, ¿cuáles han sido alguno de los mayores premios en la historia del póker? Empecemos por una cifra tan bonita como redonda: los 10 millones de dólares que se dieron como premio en un evento de la WSOP. Un premio tan suculento que atrajo a miles de jugadores al tiempo que el símbolo del dólar aparecía en todos sus pensamientos. Tanta fue la fama que la organización del torneo subió la apuesta hasta los 12 millones de dólares en 2006. En ese mismo año, en un torneo de las World Series de Póker, ese premio subió otro escalón: hasta los 13 millones de dólares, cifra que se embolsó el ganador del torneo.

La plusmarca de dólares ganados no se sobrepasó hasta 2012, cuando un jugador iraní alcanzó a superar los 18 millones de dólares; desorbitada cifra que se firmó en Mónaco, una de las ciudades por excelencia del juego, con lo que se da mucho más realce a este récord, el cual aún sigue vigente. Seguramente sea complicado superarlo en un tiempo, pero lo que sí es cierto que muchos jugadores suelen embolsarse hasta un cuarto de millón de euros (o dólares si el torneo es fuera de Europa) con relativa facilidad si se manejan con soltura con los naipes.

Bien es cierto que alcanzar estas ganancias requiere de muchos años de experiencia y que el común de los mortales no alcanzaremos y nos conformaremos con disfrutar de una buena partida de cartas, estar con los amigos y si es posible ganarse unos euros. Es lo que tiene el póker, que es un juego que no distingue de condiciones sociales y al que todo el mundo puede jugar. Sí, incluso no es necesario apostarse dinero, pues este juego, como sucede con otros juegos de naipes conlleva otros beneficios

Aquellos que no aumentamos nuestra cuenta corriente, debemos fijarnos en los beneficios del póker, ya lo juguemos de manera presencial u online como aconsejan estos tiempos. Diversos estudios han demostrado que el póker ofrece beneficios relacionados con la salud mental y física de las personas. Eso sí, siempre y cuando no se convierta en una adicción, aunque esto es como en cualquier ámbito de la vida; todo con cierta moderación.

El póker, como decíamos entretiene durante su juego; aquí también debemos matizar que debe entenderse y comprenderse las reglas del mismo. Es decir, no vamos a aprender a manejarnos con cierta soltura a la primera partida. Si superamos este paso, pues muchos dicen aburrirse en este paso, encontraremos un juego divertido, como medio de socializar con más gente, ya sean conocidos o no, pero sí amantes del póker. Y ya saben aquello de que sobre un tapete verde no hay otros debates, no importan edades, ni tampoco condiciones sociales de los participantes.

El póker, y esto está demostrado por varios estudios, ayuda a mejorar la concentración y estimular la creatividad durante el juego. Recuerdan aquello de mantener una buena estrategia con las cartas. Cualquier despiste suele pagarse de manera importante, máxime si jugamos con algún dinero sobre la mesa. Estas habilidades mentales pueden posteriormente aplicarse a otros ámbitos de la vida. Y esto también se aplica a esos niveles de estrés y ansiedad que pueden aparecer durante una partida. Su gestión es determinante para inclinar, o no, la balanza hacia nuestro favor. Lo mismo puede decirse de saber controlar estos factores cuando no estemos con unas cartas entre las manos.

A esa concentración, estrategia y gestión de las emociones debemos añadir a un aumento de la capacidad de memoria, así como la velocidad en la toma de decisiones. Ambos elementos forman parte de este círculo de beneficios que podemos encontrar jugando al póker y que pueden aplicarse en nuestro día a día, en la resolución de problemas. Quizá debamos quedarnos con estas ganancias personales y potenciación de nuestras habilidades mentales y olvidarnos de hacernos millonarios, aunque sí podremos aprender de los que sí se hacen millonarios. Es lo que tiene el póker online, que es capaz de jugar beneficios y millones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.