La situación económica dificulta el acceso a la financiación

Financiación

El último año ha sido extremadamente difícil para los asturianos, como consecuencia del brusco cese de actividades para enfrentar la pandemia. Desde marzo de 2020 se han perdido miles de empleos en el sector privado, elevando la tasa de desempleo en todo el país.

En este contexto, las familias deben lidiar con todo tipo de gastos cotidianos, como el pago de la luz y el agua, la compra de alimentos y reparaciones en el hogar. En estas situaciones un préstamo rápido podría ayudar a aliviar la carga económica en el corto plazo. Sin embargo, para las personas que se han quedado en paro, al no contar con una capacidad de pago demostrable, no pueden ni siquiera acceder a los préstamos personales tradicionales para afrontar este problema.

Una situación difícil para los jóvenes y las familias

En lo que respecta a los grupos de edad más afectados por la actual situación económica, los jóvenes han sido una parte de la población que se ha visto más afectada laboralmente por la emergencia del COVID. 

Para ellos, y para todas las personas que se han visto afectadas laboralmente, la situación crediticia es aún más compleja, porque no cuentan con un respaldo económico que permita a los bancos confiar en su capacidad para devolver el dinero. Las personas sin ingresos demostrables deben recurrir a formas de financiación alternativas que sean más flexibles que las entidades financieras tradicionales en cuanto a requisitos y documentación solicitada.

Préstamos rápidos, la opción más accesible

Como respuesta a las necesidades de financiación de personas con un difícil acceso al crédito tradicional han surgido decenas de empresas dedicadas a ofrecer préstamos rápidos online. Estos préstamos tienen como característica principal que se otorgan en muy poco tiempo y sin la necesidad de proporcionar una gran cantidad de documentación. En consecuencia, las cantidades no son muy elevadas y las tasas de interés son un poco más altas comparadas con los préstamos personales de las entidades bancarias.

Una ventaja clave de esta alternativa es que el plazo de devolución y, por ende el coste mensual de las cuotas, puede ser elegido por el cliente. De esta forma, los solicitantes pueden optar por las alternativas con menores costes entre comisiones y tasas del mercado, asegurándose así de tener la capacidad de hacer frente a sus obligaciones sin problemas. Algunas compañías incluso ofrecen un primer préstamo al 0% de interés para nuevos clientes, lo que representa un gran beneficio adicional cuando se tiene una necesidad de dinero urgente.

Todo el proceso puede llevarse a cabo de manera online desde casa, con solo completar los datos y enviar la documentación requerida a través de la web correspondiente. La evaluación de la solicitud es rápida y el dinero suele ingresarse en el mismo día, poco tiempo después de haber completado la solicitud.

Un dato interesante a tener en cuenta es que buena parte de las entidades que ofrecen préstamos rápidos online aceptan también clientes con ANSEF, es decir, personas que están registradas en el sistema por incumplimientos en el pago de sus obligaciones. Esto es algo positivo para muchas familias que necesitan acceder a dinero, pero no pueden hacerlo por tener deudas anteriores.

De todas maneras, en un contexto económico marcado por la incertidumbre y la falta de empleo, es importante recapacitar antes de solicitar un préstamo rápido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.