EEUU impondrá aranceles a Airbus y al queso, aceituna y aceite español

EEUU impone un arancel del 25% a ciertos productos agrícolas

EEUU impondrá aranceles a ciertos productos de la Unión Europea a partir del próximo 18 de octubre. Así lo ha anunciado el Gobierno de Trump tras el fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que el pasado miércoles decidió a favor de Washington en la guerra comercial con Europa. El organismo penaliza los subsidios ilegales que algunos países europeos han ofrecido a empresas como Airbus.

Los más afectados serían dichos países –Alemania, Francia, Reino Unido y España– que serían los “responsables de los subsidios ilegales”, según explicó ayer la oficina de Comercio Exterior. De este modo, Trump responde con estos gravámenes a los subsidios que facilitaron a Airbus el desarrollo de los modelos A350 y A380.

Y es que estos cuatro países ofrecieron a la empresa aeronáutica financiación con un tipo de interés mucho más bajo que el del mercado, facilitando el avance tecnológico en muchos de sus diseños. “Durante años, Europa ha dado subsidios masivos a Airbus que han dañado seriamente la industria aeroespacial de EE UU y a nuestros trabajadores”, manifestó el jefe de Comercio Exterior de EEUU, Robert Lighthizer.

“EE UU comenzará a imponer aranceles aprobados por la OMC a ciertos bienes de la UE a partir del 18 de octubre”, informó Lighthizer. Productos como el yogur, la mantequilla, la cereza o el melocotón de casi todos los países de la UE también sufrirán estos aranceles.

Gracias al esperado fallo de la OMC, la oficina de Comercio Exterior impondrá aranceles del 10% a aeronaves civiles grandes que la UE vende a EEUU y un 25% a ciertos productos agrícolas.

Francia, la primera en responder

En Europa han respondido a la agresión de EEUU al mercado de la unión. Concretamente, Francia, que espera algún tipo de contramedida que combata la decisión del Gobierno de Trump. “Evidentemente, prevemos medidas de represalia”, ha señalado la portavoz del Gobierno francés Sibeth Ndiaye.

“Lamento que estemos metidos en esta guerra comercial con EE UU, porque con ella, hay pocas posibilidades de crecimiento colectivo”, ha dicho, subrayando que la medida “no aporta nada a nadie“. “Hemos dicho siempre a EE UU, durante meses, que creemos que es mejor encontrar soluciones amistosas antes que entrar en conflictos comerciales”, ha sentenciado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.